29/05/24

La experiencia de Ecuador y su réplica en la Argentina: ¿alcanza con dolarizar?

Dolarizar o no, esa es la cuestión. «Parece que hay que definirlo como si fuera Boca – River» -dice Roberto Cachanosky- para iniciar la charla que tuvo como eje qué hacer con la moneda. Como referencia, se miró la experiencia de Ecuador con los invitados Carlos Emanuel (ex ministro de Ecuador e impulsor de la dolarización en aquel país), el ex director de la FED Carlos Zarazaga y el economista Mario Rodríguez.

En el ciclo Informe Económico que se emite por radio Cultura todos los jueves, quedaron las siguientes conclusiones:

Carlos Emanuel

«La dolarización se hace necesario cuando la gente comienza a perderle el miedo a la moneda. Es irreversible cuando ya no se confía en ella.» Este momento llega cuando la gente se obsesiona por buscar en los periódicos, día a día, el tipo de cambio -por ejemplo.

En los años ’50 al ’70, Ecuador tuvo una inflación muy controlada y por factores diversos -algunos no económicos, como terremotos o inundaciones-, frente a la falta de recursos encontraron en la máquina de imprimir billetes la solución. Y ahí comenzó un proceso inflacionario que a puertas del 2000 bordeaba el 99%. «Ese proceso hiperinflacionario había que cortarlo de raíz», relata el ecuatoriano quien aclaró que, a diferencia de la Argentina, Ecuador tuvo una sola moneda en cien años. «Argentina es un caso bastante bueno para la dolarización, igual que Venezuela: Chávez comenzó con el Bolívar, luego le borraron tres ceros, luego otra vez y así sucesivamente: ya van 13 ceros que le borran a la moneda, son candidatos clásicos a la dolarización».

Carlos Zarazaga

Parece fácil, el tema es cómo lograrlo en cada país, teniendo en cuenta las reservas y las condiciones de cada nación.

«Se puede hacer en la Argentina sin hacer reservas. Y hay que hacer un análisis serio de costo beneficio y ver qué ventajas hay para la Argentina», aporta Zarazaga.

«Entiendo que los costos de inflación son altos pero también hay un costo de transición si se decide dolarizar», agregó.

Sostiene que no ve una gran mejora en el consumo y la producción en Ecuador tras la dolarización.

Héctor Mario Rodríguez

«La dolarización en abstracto, aislada no es una solución mágica. Es más, hasta puede ser contraproducente. Tiene que formar parte de un programa completo donde la dolarización acompañe otras medidas», respondió Héctor Mario Rodríguez.

«Tomar la dolarización sola, sin un programa y reformas monetarias y cambiarias más amplias no alcanza».

«La dolarización es un ancla monetaria, una camisa de fuerza que se le pone al gobierno. Pero de la mano tiene que venir un ancla fiscal para que ésta no se desmadre«, relató el ecuatoriano quien fue el responsable de poner en marcha dicha reforma.

¿Y si “liberalizamos” la moneda y cada cual usa la que quiere?

¿Dolarizar si o no? La experiencia en Ecuador y el riesgo de dejar que el gobierno maneje la moneda

seguí leyendo

Esto implica una apertura del sistema financiero al mundo, tal cual hizo Panamá en su momento. «Ecuador tiene demasiados impuestos como herencia de Correa», enumeró para explicar también los puntos débiles del proceso de dolarización que no se cumplió tal cual fue planteado.

«Lo que rompe la dolarización es cuando las variables se manejan en el campo de la especulación y no de la economía real».

Conocé los detalles de este debate escuchando el informe completo

Compartir:

Más publicaciones