¿Y si “liberalizamos” la moneda y cada cual usa la que quiere?

Termina el año y Roberto Cachanosky insiste con propuestas concretas para revertir el cada vez más caótico panorama. En el primer Informe Económico que emite por radio Cultura todos los jueves, el economista dialogó con tres referentes de la economía argentina: Jorge Ávila, Martín Vauthier e Iván Cachanosky.

Roberto Cachanosky alguna vez “tiró”la idea de dolarizar la economía -algo impracticable porque casi no hay reservas ni sería creíble-. Pero ahora va más allá. Imaginó un escenario donde las reformas son posibles y existe un gobierno con credibilidad suficiente como para llevarlas a cabo.

¿Qué sucedería si, entonces, se le quita el curso forzoso al peso y se da curso legal a “todas las monedas que podamos imaginar” y que la gente haga transacciones en la moneda que le diera la gana.

¿Es una buena opción?

Una vez más, la aclaración es necesaria: en un país utópico, donde haya un gobierno decidido a encarar reformas serias y profundas

Jorge Avila:

´”La idea no me resulta atractiva porque cuando un gobierno no tiene la vocación de llevar a cabo reformas profundas, es difícil que se haga algo así. Pondrían en competencia otras monedas, más atractivas, y la gente cambiaría su portafolio, disminuiría la participación de la moneda nacional”.

En el hipotético caso que no existiera un gobierno populista y sí una decisión política de llevar reformas profundas, el panorama sería distinto. “En consecuencia, sería bueno si lo acompaña una suerte de Convertibilidad que le de fuerza al peso. Pero, si hay Convertibilidad, hay una invitación a repudiarla, a violarla. Duró diez años y medio y fue repudiada entre gallos y medianoche”.

El punto de partida de una estabilización es Convertibilidad por seis meses y luego de hacer pie en base firme (que la daría el dólar) recién ahí empezaría con los ajustes tarifarios.

Martín Vauthier.

Si no se avanza en un esquema de consistencia fiscal, que se pueda sostener en el tiempo y si no hay reformas profundas, ningún régimen monetario puede funcionar.

Hoy es difícil avanzar en términos prácticos teniendo en cuenta que las reservas netas del Banco Central están muy bajas y hay muchos pesos dando vueltas en la economía.

Iván Cachanosky

En espíritu la propuesta me gusta. Probablemente termine en una demanda fuerte de dólares. Y con un Banco Central sin dólares se pueden generar problemas de corto plazo importantes.

Hubiera sido un buen momento para hacer esto durante el gobierno anterior, cuando las reservas eran altas. Esto tiene que estar pensado con algunos amortiguadores. Por ejemplo: si se anuncia un plan tan alto puede haber credibilidad y eso hará que la moneda no caiga tanto.

Otro amortiguador sería algun beneficio fiscal para que se traigan dólares de afuera e inviertan.

Sería viable pero con amortiguadores para ayudar a una dolarización y tener una transición más ordenada.-

Escuchá la conversación completa entre los cuatro economistas

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta