¿Por qué las PASO no deberían ser eliminadas?

Tribuna

Emergencia sanitaria y calendario electoral 2021

El argumento del gasto que ocasionan es peligroso en una democracia. El “costo” de llamar a ciudadanos a emitir su voto sigue siendo una inversión republicana.

El presidente Alberto Fernández ha ampliado la convocatoria de las sesiones extraordinarias, incluyendo la temática y análisis del calendario electoral 2021. La terminología amplia, más allá de que responda al interés planteado por varios gobernadores para eliminar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, nos impone la defensa de esta herramienta y la ampliación de acciones en pos de un mejor sistema electoral y que responda a la mencionada emergencia sanitaria.

¿Qué beneficios traen las PASO y por lo cual no deben ser eliminadas?

Contribuyen a ordenar el desordenado sistema político –eleccionario argentino, invitando a la búsqueda de acuerdos y alianzas , en especial de las fuerzas minoritarias para calificar a la elección general , logrando una oferta razonable y comprensible para el electorado.

Permiten mayor participación, accediendo precandidatos que no entran “ en la rosca”, se abren las juntas electorales y no se depende exclusivamente del dinero y los favores políticos del “aparato”. No es cierto que no se hayan utilizado para ello, recomendamos buscar las estadísticas del año 2019 en ese sentido.

Posibilitan mayor debate y una ciudadanía informada, antes de ir a la elección de donde surgen los candidatos y las proporciones de representación.

El argumento del gasto que ocasionan es peligroso en una democracia. El “costo” de llamar a los ciudadanos a emitir su voto sigue siendo una inversión republicana, hay múltiples opciones para que el ahorro no limite la posibilidad de expresión ciudadana.

Algunos proponen ajustes a las PASO; pero se puede caer en una sutil trampa, no solo al espíritu de la Ley sino a sus resultados. La palabra clave es “simultáneas”, a efectos de que nadie vuelque aparatos en otras elecciones, sino que se preocupe por la propia aún si no hubiera competencia real.

En relación con la emergencia sanitaria, hay otras alternativas que hay que considerar. La Boleta Única de Papel es una de ellas, un sistema sencillo donde el Estado es organizador de las mismas, abarata costos al bajar la impresión de boletas a las imprescindibles, se limita el daño medioambiental y las “trampitas crónicas“, como faltante y robo de boletas, “voto cadena”, etc. La BUP posibilita organizar mejor la elección, votar en espacios simultáneos y alivianar la organización del acto electoral.

La Cámara Nacional Electoral se ha pronunciado en dos acordadas sobre las ventajas de este sistema, más de 30 Ong’s de primer nivel se han expresado positivamente al respecto y cuenta con el respaldo de más de 29 mil firmas. En el Congreso Nacional hay más de cuatro proyectos esperando su tratamiento.

Es un cambio que permitiría ”despapelizar” la organización electoral y el reconocimiento biométrico de los electores asi como pensar los dos ciclos de votación, PASO y generales, en una época más benigna del año. Son iniciativas que pueden aplicarse rápidamente. Por ello es que cabe defender la realización de las PASO, con Boleta Unica de Papel, y la concreción de medidas que nos lleven a votar seguros para lograr una democracia más sana.

Articulo publicado en Clarín

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta