Lo primero es la salud

Hay que priorizar la salud


¿Por qué? Esta no es una tesis que se explique a sí misma. ¿De dónde sale que tenemos que priorizar la salud? ¿La salud de quién? ¿La salud de cuántos? ¿La salud física solamente? ¿La calidad de vida importa o no? ¿La salud es superior a cualquier otro bien? ¿Siempre o sólo por un período? ¿De cuánto tiempo?


El 2020 fue un año catastrófico para la economía y el empleo, producto no del virus, sino de la reacción al virus. Hay mucha evidencia que muestra que la pérdida del trabajo, así como las dificultades para ingresar al mercado laboral en razón de crisis económicas, afectan y mucho a l
salud de las personas.

Perder el trabajo genera el acortamiento aproximado de un año y medio de vida, concluyen varias investigaciones de Hannes Schwandt y Till von Wachter. Los despedidos, los
desempleados, los que perdieron su negocio en 2020 vivirán peor y menos de lo que hubieran vivido sin la reacción paquidérmica al coronavirus.

Por otro lado, los beneficiados del 2020 (la población de riesgo, cuya muerte no se efectuó dada la menor circulación del virus producto de las restricciones) vivirán algunos años más. Pero ¿se aumentaron los años de vida o sólo se redistribuyeron? No es evidente la respuesta. Los años de vida de Carlos, de ochenta años, que logró pasar el 2020 sin morir de coronavirus acaso se netean con los años menos que vivirá Gustavo, de cuarenta, que se quedó sin trabajo, ni obra social y ahora consume menos y peor.

No estoy diciendo que está claro el resultado, sí que vale la pena pensar en la proporción. En definitiva, si se
mide la cosa en años de vida, lo que debería importar sería que aumenten los años de vida en
general, no aumentar años de vida a costa de reducirlos mañana.
Si realmente se considera que la salud es lo más importante, también hay que enfrentar preguntas difíciles de forma seria. ¿Es más importante que cien abuelos vivan un año más o que mil chicos tengan un año de clases? ¿Vale la pena volver a tener clases si así se pueden contagiar más personas mayores? Acaso alguno crea que no.

La salud es lo primero.

Aclaro que aquí estoy haciendo un análisis utilitarista, cuando simplemente podría plantear que la salud de Pedro no es compensable con la economía de Juan, la educación de María o el estado psicológico de Noelia. Las personas estamos munidas de derechos individuales y nuestras vidas no son sacrificables por el supuesto bien de la comunidad, que a menudo coincide, curiosamente, con el bien del gobierno de turno.

Retomando el punto anterior, decir que la salud es un absoluto es una pose total. No gastamos ni como sociedad ni en términos personales todos los recursos para cuidar la salud. Como recuerda Daniel Loewe en Ética y Coronavirus (Fondo de Cultura Económica), no invertimos todo el presupuesto público en salud a pesar de estar lejos del óptimo necesario para salvar todas las vidas posibles, porque también nos interesan otro tipo de bienes. Pero tampoco vendemos la casa para mandar a operar a la nonagenaria abuela a Canadá y que así pueda vivir algunos meses más. Si unotiene un cáncer no tratable, en algún momento se plantea la pregunta acerca de si vale la pena la extensión de la vida a costa de su calidad. Todo el tiempo estamos haciendo trade-offs entre salud y otro tipo de cosas. Si nos moviésemos a 60 kilómetros de máxima se acabarían las muertes en la ruta. Aún así, preferimos movernos más rápido, aunque cueste 8.000 muertos por año. Si no consumiésemos azúcar, alcohol y tabaco nuestra salud estaría robustecida, pero preferimos el disfrute.

Aunque tiene razón Byung Chul-Han al señalar en La sociedad del cansancio (Herder) que las personas hoy han elevado a nivel de diosa a la Salud y se aferran a dietas pretendidamente correctas, zapatillas de correr y meditación esperando así gambetear la muerte. Lo cierto es que incluso en esta época de escaso estoicismo, todos intercambiamos porciones de salud a cambio de otras cosas. Esta idea de que la salud es un absoluto viene anclada a una idea más arraigada, que es la próxima

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta