La educación, un pilar olvidado del crecimiento

El pilar olvidado del crecimiento

Informe Federalismo y Libertad, Tucumán.

La educación es uno de los pilares de mayor relevancia en la vida de cualquier ciudadano. Una persona con educación puede ejercer plenamente su libre albedrío y desarrollarse como un miembro activo y productivo de la sociedad en la que habita.
En el pasado, Argentina tuvo muy presente la importancia de la educación y lo que esta representaba para el crecimiento del país. Durante la presidencia de Julio Argentino Roca y con el gran impulso de Domingo Faustino Sarmiento, se sancionó la ley Nº 1420 de Educación Común en 1884. EL impacto de esta ley fue muy significativo: el número de escuelas primarias pasó de 1.200 a 18.000, el número de maestros ascendió a 5.000, cuando antes de la ley eran sólo 2.000, y la cantidad de alumnos de 6 años, pasó de 87.000 a 181.000.

La primera ley de educación estableció la educación primaria obligatoria, laica y gratuita para todos los niños. En
1849, la tasa de analfabetismo era del 80%: en la actualidad, la misma se encuentra por debajo del 3%, y desde los años 80 que se encuentra por debajo del 5%. Casi la totalidad de la población del país está alfabetizada, pero su capital humano es limitado: los alumnos recién egresados del nivel secundario no cuentan con las herramientas básicas para afrontar la vida laboral o universitaria exitosamente.

El 2 de enero de 1992 se promulgó la ley 24.049, la cual estipulaba el traspaso de la educación a las provincias. Podemos ver a la ley como la finalización de la federalización de la educación, ya que las escuelas primarias pertenecían a las provincias desde 1978 y ahora se concretaba el paso del nivel medio y los institutos de formación docente también al ámbito de las provincias.
En el 2020, el último año lectivo se vio atravesado por una situación atípica. Durante este año no se dictaron clases presenciales con motivo de la pandemia, por lo cual se deberán esperar las evaluaciones futuras para analizar los efectos que tuvo sobre los alumnos un año perdido de clases. Aunque se buscó una solución temporal por vía de las clases virtuales, las condiciones socioeconómicas del promedio de la población no estaban dadas para que este sistema funcione.

Además, la escuela es una institución que, además de transmitir conocimientos, tiene la tarea de contener y desarrollar personalmente a los alumnos a través de la sociabilización y la convivencia con pares y mayores.
Las sociedades de hoy ya no discuten qué deben aprender los jóvenes, sino cómo deben aprender y cuál debe ser la fuente de sus conocimientos. ¿Está el sistema educativo argentino a la altura de este cambio?

Resultados

La Prueba PISA se realiza desde el año 2000. Es un estudio internacional trienal y se realizará nuevamente en 2021. Está dirigido a estudiantes que tengan 15 años y estén cursando 7° año o más, y permite evaluar los aprendizajes de los estudiantes en diferentes áreas del conocimiento y aporta, a su vez, referencias sobre los sistemas educativos de los países.

De la comparación con Brasil, Chile y Uruguay se concluye que Argentina está por debajo de todos los países en Lectura y Matemática, y solo supera por decimales a Brasil en la categoría Ciencias. Para la comparación, no se tuvieron en cuenta a Bolivia y Paraguay ya que éstos no participan en las pruebas.
De los cuatro países considerados, Chile tiene el mayor puntaje en Lectura y Ciencias, mientras que Uruguay lo tiene en Matemáticas. La distancia porcentual de Argentina con el primero de estos países es mayor en Lectura, con 50 puntos por debajo, un 11%.

Comparado con los países de OECD, la diferencia mayor es con Matemáticas, la cual se encuentra 22%/109 puntos
por debajo.
Comparando con nuestros países vecinos, Brasil tiene una situación similar, con dos alumnos de cada cuatro debajo del nivel 2. Uruguay está un poco mejor, ya que casi el 60% de sus
alumnos supera el nivel mínimo. Chile, por su parte, se destaca en esta comparación, ya que 2
de cada 3 alumnos superan el nivel mínimo. Además, más de uno de cada 3, supera el nivel 3.
El promedio de los países de la OECD es inverso a Argentina. Tres de cada 4 alumnos están por
encima del mínimo, pero además 2 de esos alumnos están por encima del nivel 2.
Una comparación interesante se da cuando se comparan los extremos de los niveles. Como se
indicó anteriormente, en el caso de Lectura se establecen 6 niveles, siendo 1 el nivel más bajo.
En el caso de Argentina, sólo el 0,7% de los estudiantes están en el nivel más alto, mientras
que el 52% se encuentra en el nivel más bajo. Para el promedio de los países de la OECD, el 9%
de los alumnos está en el nivel más bajo y el 22,6% en el nivel más alto.
En las Pruebas PISA 2018 se realizaron test en cuatro subregiones: CABA, Provincia de Buenos
Aires (PBA), Córdoba y Tucumán.
Comparadas con estas provincias y con el promedio del país, Tucumán se encuentra por
debajo en todas las categorías. Considerando las pruebas de Lectura, CABA está al nivel de
Chile, mientras que Tucumán se compara con el nivel del Nordeste de Brasil o Kazakstán.

Aprender


La evaluación como brújula para la toma de decisiones tiene gran importancia. El programa
Aprender se realiza en Argentina para evaluar con exámenes regulares el sistema educativo a
nivel institucional, provincial y nacional. La información que se obtiene de estas mediciones es
fundamental y debe ser una prioridad del gobierno continuar con estas de forma rigurosa. Esto
permite conocer el resultado de las políticas que se implementen. En imprescindible realizarlas
en 2021 para conocer la situación real de los alumnos en el país después del irregular año
lectivo 2020.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta