29/05/24

Libertarios K, «pura sangre» y disidentes: quién es quién en el rompecabezas de la Legislatura

¿Quién es quién, en el rompecabezas libertario de la Legislatura?

El rompecabezas libertario en la Legislatura divide en siete bloques. Están los puros, los k y los que hacen la suya. Quién es quién y cómo juegan.

En la Legislatura bonaerense, hay libertarios de todo pelaje, que se reparten en siete bloques distintos: los “pura sangre” que responden al presidente Javier Milei, los “libertarios k”, que son apuntados por posibles nexos con Sergio Massa, mantienen conexiones con sectores del peronismo y le aportan votos en ambas Cámaras, y también están los que hacen su propio juego, incluidas las dos legisladoras a la que no se le conoce la voz en los recintos y responden a la ausente excandidata a gobernadora y diputada nacional, Carolina Píparo.

En ese tablero, los diputados y senadores libertarios que se distanciaron del Gobierno nacionalcasi duplican en número a los que por estas horas mantienen línea directa con la Casa Rosada

La cuenta en el parlamento provincial da 15 bancas para los “disidentes” que entraron con la boleta de La Libertad Avanza, pero están peleados con Milei, y 9 para los enrolados en “las fuerzas del cielo”, que, de momento, tienen poco poder de fuego en los dos hemiciclos.

“Divide et impera”, dice la frase atribuida al dictador y emperador romano Julio César. El peronismo sabe que la fragmentación opositora le ofrece varios mostradores para negociar, en un Palacio Legislativo que le hace tributo a la rosca. Por eso, rápidos de reflejos los socios de Unión por la Patria en la provincia de Buenos Aires, que controlan a gusto y piaccere la Legislatura, se mostraron generosos con los ya bautizados “libertarios k”, con quienes cerraron sendos acuerdos, que en su superficie se exhiben en las dos vicepresidencias que asumieron el diputado Fabián Luayza y el armador manifiestamente enemistado con Milei, el senador Carlos Kikuchi.

Ese fantástico mundo de los legisladores, entre la Pantera Rosa y la abeja laboriosa

Qué busca Karina Milei poniendo al cordobés Bornoroni al frente del bloque LLA en Diputados

Pero, los “libertarios k” también salieron beneficiados en la estructura de autoridades de las comisiones permanentes de la Legislatura, con sillas en los cuerpos parlamentarios más importantes, desde donde le vienen aportando su voto incondicional a los proyectos de los legisladores de Axel Kicillof, Sergio Massa, Máximo Kirchner y los intendentes del Conurbano bonaerense y operan como árbitros en la pulseada con el interbloque de lo que queda de Juntos por el Cambio.

En contraposición, las bancadas oficiales de La Libertad Avanza, quedaron excluidos del reparto de cargos, confinados a comisiones de poco volumen político y marginados de los acuerdos administrativos.

¿Quién es quién y cómo juegan?

CÁMARA DE DIPUTADOS

Libertarios k: en la Cámara baja, el bloque “Unión, Renovación y Fé”, formalmente a cargo de los legisladores Gustavo Cuervo y Constanza Moragues, está integrado por los legisladores que pegaron el portazo a La Libertad Avanza después del pacto electoral de Javier Milei con Mauricio Macri y Patricia Bullrich de cara al balotaje contra Massa, en el que el presidente no estaba seguro de poder imponerse.

Se tratan de los dueños de los sellos partidarios que conformaron el andamiaje electoral de “las fuerzas del cielo” en la provincia de Buenos Aires. Cuervo, comanda el Partido Renovador Federal, el armador Fernando Rozas, que no tiene cargo pero es el verdadero jefe del bloque por la cantidad de legisladores que controla, tiene el sello Unión Celeste y Blanco, Blanca Alessi aportó Unión por Todos, Salomé Jalil Toledo es embajadora del apoyo de una parte del Partido Fe y Moragues forma parte del Partido Demócrata, que preside Victoria Villarruel.

Nótese, que la Vicepresidenta libertaria tiene a una diputada bonaerense en un bloque disidente. En lo que va del año legislativo, la bancada de libertarios k le viene votando diferentes proyectos al peronismo, tanto en comisiones, como en el recinto de la Cámara baja. Algunos de ellos tuvieron cargos en Gobiernos pejotistas.

Integrantes (9):Gustavo Cuervo, Constanza Moragues Santos, Martín Rozas, Blanca Alessi, María Salomé Jalil Toledo, María Laura Fernández, Fabián Luayza Troncozo, Sabrina Sabat y Viviana Romano.

Libertarios oficiales: la bancada “pura sangre” en la Cámara de Diputados está a cargo de Nahuel Sotelo, referente de la agrupación “La Julio Argentino”, que controla los movimientos administrativos, aunque el reparto de legisladores está loteado con otras líneas libertarias. Como se dijo, el bloque de La Libertad Avanza quedó perjudicado en el reparto de cargos, en parte, producto de la falta de entendimiento de Sotelo con los sectores del peronismo que manejan la Cámara. Al comienzo del período legislativo, la bancada se engrosó con el salto de Juan José “Turco” Esper, que responde a la estructura de San Miguel, del senador Joaquín de la Torre, que militó la campaña de la actual ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Integrantes (6):Nahuel Sotelo, Agustín Romo, Gastón Abonjo, Alejandro Carrancio, Teodoro Vera Chávez y Juan José Esper.

Monobloque de Píparo: en la Cámara de Diputados, Carolina Píparo después de su fallida designación en la Anses, armó un unibloque que integra Jazmín Carrizo, a la que no se le conoce el tono de voz en el recinto. En este contexto, la excandidata a gobernadora libertaria, hace se propio juego y se maneja con autonomía de las otras bancadas.  

Integrantes (1): Jazmín Carrizo.

Unibloque Libre: el otro monobloque de la Cámara baja que termina de armar el rompecabezas libertario es el del liberal, excambiemita, Guillermo Castello, que ingresó a la Legislatura de la mano del diputado nacional José Luis Espert, de quien se distanció una vez que ocupó su banca. Si bien Castello, respalda las medidas del Gobierno de Milei, está suelto.

Integrantes (1): Guillermo Castello.

CÁMARA DE SENADORES

Libertarios k: en el Senado, los libertarios disidentes, que sellaron acuerdos con el peronismo bonaerense y se quedaron con una de las vicepresidencias del cuerpo, están comandados por Sergio Vargas, que viene de ser funcionario en la Aduana y tiene vínculos y amistad con Guillermo Michel, ex jefe de esa dependencia y sindicado como una de las “manos derechas” de Sergio Massa. En esa bancada la senadora Silvina Ventura también es apuntada por tributar en silencio a las filas del Frente Renovador. Distinto es el caso de Carlos “Chino” Kikuchi, que ofició de armador de Milei durante la campaña electoral y luego se distanció del oficialismo tras el acuerdo con Macri y Bullrich, que integra esa bancada como parte de una relación estratégica para marcar diferencias con el Gobierno nacional. Como ocurre en Diputados con el bloque de Cuervo, en la Cámara alta la bancada de Vargas le viene aportando votos al peronismo, consiguió ostentosos lugares en el reparto de cargos  y ocupa sillas en comisiones clave, en las que también funciona de árbitro en las discusiones con el interbloque de Juntos por el Cambio.

Integrantes (3): Sergio Vargas, Silvana Ventura y Carlos Kikuchi.

Libertarios oficiales: el bloque “pura sangre” en la Cámara alta, está a cargo de Carlos Curestis, que reemplazó en su banca al armador bonaerense, Sebastián Pareja. Es un hombre del grupo político del actual subsecretario de Integración Socio Urbana de la Nación. Recientemente, Curestis selló el pase de la ex senadora del PRO, Florencia Arietto, y de su par Joaquín de la Torre, que tiene varias patas adentro del Gobierno libertario, como lo expone el cargo de secretario de Desarrollo Social que ocupa su hermano, Pablo de la Torre. La bancada libertaria oficial del Senado, que logró empatar en número a los “disidentes”, también quedó aislada de la distribución de cargos de ley y del reparto de autoridades de las comisiones permanentes.

Integrantes (3):Carlos Curestis, Florencia Arietto y Joaquín de la Torre.

Monobloque de Píparo: en la Cámara alta, Carolina Píparo, también conformó un unibloque, compuesto por la senadora Betina Riva, que también mantiene un silencio estampa en ese recinto, cultiva un perfil bajísimo y responde directo a las órdenes de su jefa política.

Integrantes (1): Betina Riva.

Compartir:

Más publicaciones