¿Cómo hizo Alemania para mantener las escuelas abiertas pese al COVID-19?

En Alemania tienen un hábito que es casi una ley: abrir las ventanas. Hasta dos veces al día lo hacen, aún en invierno. Y hay contratos de alquileres que obligan a los inquilinos a mantener esta práctica para evitar malos olores y moho. Esa “obsesión teutónica”, como la define Thomas Clausen , asesor de políticas para la educación y la investigación en la Fundación Naumann Alemania, es hoy un recurso indispensable para frenar el COVID-19 y mantener a los chicos en el aula.

En efecto, la provisión de dispositivos de ventilación, junto a otras medidas de salubridad e higiene permitieron que los alumnos alemanes atraviesen la pandemia sin faltar, prácticamente, a clase. “Las escuelas están abiertas y la enseñanza mantiene su ritmo habitual. Incluso los maestros que pertenecen a los llamados “grupos de riesgo” asisten, aunque con algunas excepciones“, describe Clausen.

Aunque aclara con contundencia que los 16 estados o Bundesländer alemanes son autónomos y difieren en algunas concepciones con respecto al tratamiento del virus, la necesidad de preservar la educación como un bien esencial es una condición común en todos.

“Necesitamos escuelas hibridas, mayor infraestructura y un impulso a los programas de entrenamiento de maestros que incluyan competencias digitales” Thomas Clausen, especialista en educación (Alemania)

Eso se mantiene así aún en momentos críticos como los actuales, donde se registra un número más alto de contagios incluso que en la llamada “primera ola”: Berlín, por ejemplo, registró 783 nuevos casos comparados con un máximo de 234 registrados a mediados de marzo, según datos del Instituto de Salud Pública Roberto Koch.

“Esto claramente impacta en la educación, reflexiona Clausen. Pero en vez de cerrar las escuelas y “desconectar” a los chicos del proceso de aprendizaje presencial, Alemania tomó otras medidas. El especialista las describe: ““algunas escuelas ordenan llevar mascarilla facial, aunque también en esto hay excepciones. Todas, sí, requieren estrictas pautas de higiene, incluyendo planeamiento de asientos y trazado dde contactos en caso de contagio”. Agregó: “Los maestros son testeados gratuitamente incluso sin síntomas y en caso de infección, él y su entorno entran en cuarentena”. Y por supuesto, mucha ventilación: la “obsesión teutónica” que demostró ser más eficaz, económica, posible y fácil de instrumentar es abrir las ventanas para que corra el aire.

Insiste Clausen que cada estado toma las medidas que considera adecuada, respetando la autonomía. La cantidad de infectados por habitantes determina la política a seguir. Las políticas son coordinadas por la Conferencia de Ministros Federales de Educación, que emitieron lineamientos comunes para todos los estados”, describe Clausen

Exámenes, presentismo, cuarentena

Que la educación es un servicio esencial es mucho más que un enunciado en Alemania. Tan respetuosos de la escuela son que arbitraron todos los mecanismos para que el virus no impidiera el proceso de formación.

Nadie quiere faltar a clase: ni los chicos, ni los padres, ni los maestros. En caso de infección, la clase entera y el maestro entran en cuarentena por 14 dias y todos son testeados para que el proceso de enseñanza se reanude normalmente lo antes posible”.

Perder un día de clase es perder una oportunidad para el futuro y actúan en consecuencia. “Si no es posible garantizar la provisión de enseñanza en la escuela misma hay videoconferencias y otras modalidades similares“, dice el especialista.

El primer gran debate de Alemania giró sobre los exámenes, en particular para los que fueran a graduarse en la secundaria. En contraste con otros países, como Reino Unido, los exámenes se llevaron adelante con estrictas regulaciones de higiene  y en retrospectiva parece haber sido la decisión correcta“.

El desafío de mantener las puertas abiertas de las escuelas dio resultado, al menos hasta el momento: no hubo explosión de casos en las escuelas.

¿Educación digital si o no?

Otra puerta para el debate que se abrió es si, la educación digital es efectiva para los alumnos primarios o medios. “Padres, maestros y alumnos estaban descontento con el sistema de educación digital de Alemania. No estaba claro el software de videoconferencias que debía usarse, había preocupación acerca de la protección de los datos y algunos alumnos no poseían un dispositivo digital o acceso a internet“.

Pero del diagnóstico surge la propuesta: “La conclusión es que necesitamos escuelas hibridas, mayor infraestructura y un impulso a los programas de entrenamiento de maestros que incluyan competencias digitales”

Participación de Thomas Clausen en el debate “La Educación es esencial” junto a otros referentes internacionales.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
2 Comentarios

Dejar una respuesta