A poner las barbas en remojo

El sector público tendrá que achicarse para que sobreviva la economía

No sabemos cuánto tiempo va a durar esta pandemia del coronavirus y si se encontrará la solución al problema. Lo cierto es que de extenderse en el tiempo esta crisis, inevitablemente cambiará la forma de trabajar. Desaparecerán millones de puestos de trabajo y se crearán otros e incluso se modificará la forma de trabajar.

En lo inmediato hay sectores que recibirán el impacto de la pandemia en forma plena: compañías aéreas, comercios en los aeropuertos, hoteles, restaurantes, bares, shopping centers, teatros, cines y todo lo que tenga que ver con el espectáculo. Incluso los salones que se alquilan para conferencias pierden ingresos al suspenderse congresos, conferencias, etc., lo cual afecta, por carácter transitivo, al sonidista que contratan y vive del trabajo que le brindan esas conferencias, los servicios de catering, el que filma la conferencia, etc. De manera que acá va a haber mucha gente que la va a pasar muy mal, y esa gente que la va a pasar muy mal es toda del sector privado.

Ni hablar de sectores como inmobiliarias o las concesionarias de autos. Si ya venían mal, con este tema es muy probable que la gente postergue las escasas decisiones de invertir en una propiedad o cambiar el auto. ¿Quién suelta un dólar ahora?

El señor del kiosco, que trabaja con lo que le vende a la gente que pasa por su negocio, también va a tener menos ingresos por el menor flujo de gente. Otro que va a sufrir las consecuencias económicas.

Considerando el sobredimensionamiento del estado, luce razonable que los empleados públicos ligados a la burocracia, de todos los niveles de gobierno, también hagan su aporte y cobren un sueldo menor al que reciben. Ellos viven de los impuestos que genera el sector privado y el sector privado estará colapsado por la falta de ventas que le impedirá pagar impuestos

En definitiva, ante la cruda realidad del coronavirus, todos vamos a tener que repensar nuestra forma de trabajar y, tal vez, sea el momento en que el gobierno reformule toda esa inmensa burocracia que ya no podrá ser bancada por el sector privado y entorpece el funcionamiento del sector productivo.

Todos tenemos que poner las barbas en remojo y no hay sector que se sienta con el derecho a ser privilegiado como es la burocracia estatal.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta