Piquetes, caos de tránsito y un statu quo muy difícil de romper

Durante su programa en Radio Cultura, el economista Roberto Cachanosky relató en primera persona la odisea que le tocó vivir el viernes, día de piquetes en la Ciudad de Buenos Aires, para poder llegar a la Facultad de Derecho de la UBA, adonde había sido invitado para dar una clase.

“Fue un día complicado. Todo cortado, un caos de tránsito”. dijo Cachanosky sobre el bloqueo ocurrido en la entrada de la autopista Illia, que hizo que todos los autos fueran desviados hacia la avenida del Libertador.

“Minorías organizadas que destrozan a una mayoría”, sentenció el columnista Alejandro Corbacho al escuchar hablar al conductor.

Si uno reprime corre el riesgo de tener un muerto. Es un statu quo difícil de romper”, deslizó Cachanosky sobre el poco accionar policial que observó en la zona.

Ante esta reflexión, Corbacho dijo: “Están esperando que los efectivos policiales salgan a reprimir y se produzca lo que vos dijiste”. A lo que Hugo Martini, otro de los columnistas añadió: “Que haya un muerto, eso están buscando”.

Para Cachanosky, el gobierno debería ejercer más control sobre los piquetes y hacer cumplir un mandato constitucional de que respete la libertad de tránsito. “Son los del mismo gobierno los que están protestando contra el mismo gobierno pero en la Ciudad. Veo que es penoso para los porteño que están pagando un costo muy alto y también para la gente que trabaja o como vos, Hugo, que te perdiste una cita al médico.  Esto se repite y no se resuelve”, señaló Coracho.

Martini, por su parte, dijo que pareciera que desde el gobierno “están esperando que se produzca un incidente grande en la Ciudad” ya que esto “no ocurre en San Martín o La Matanza o cualquier otro lado”.

Según Cachanosky, hay dos problemas: los piquetes tienen lugar en Capital porque tienen más repercusión y están ocurriendo cada vez con más frecuencia. “Están reclamando ‘dame mas plata’ y que el que labura me mantenga indefinidamente al que no labura. No es una cuestión de emergencia, que se podría llegar a debatir”, se indignó.

Al fin y al cabo somos rehenes”, remarcó Corbacho. Pero Cachanosky lo corrigió: “Somos esclavos de gente que nos obliga a trabajar para ellos  y encima nos somete a la humillación de no poder circular y laburar”.

Para cerrar, dijo que mientras el gobierno mantiene a la gente entretenida con los piquetes nadie habla de los problemas reales de los argentinos.

ESCUCHA EL PROGRAMA COMPLETO





No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta