22/04/24

La «otra» herencia que dejó la casta y que está vivita y coleando en el nuevo poder

La pastora evangélica Vilma Bedia dio las gracias a Dios por el logro obtenido y lo primero que hizo fue compartirlo con su familia. Literalmente. Senadora por Jujuy, su primer acto «popular» fue sumar a sus tres hijos, su sobrina, su nuera y otros cinco parientes más a la «mesa del Estado». Y comer todos de él.

Sin presentar currículum y con sueldos que van de los 700 mil a dos millones (que en Jujuy es una fortuna, en relación a lo que ganan los demás ciudadanos que no tuvieron esa suerte), los Bedia no pudieron festejar mucho la Buena Nueva porque fueron denunciados de nepotismo.

¿Te interesa?

Es cierto que Bedia no fue la única: el riojano Martín Menem ya metió a varios parientes en el Estado, entre ellos a su pequeño sobrino Shariff de apenas 23 años y un «sueldito» nada principiante: dos millones de pesos.

Manuel Quintar, Vilma Bedia, Ezequiel Atauche y Mario Nallar, los legisladores electos por LLA en Jujuy, en el acto de recepción de sus respectivos diplomas, en diciembre pasado.
Manuel Quintar, Vilma Bedia, Ezequiel Atauche y Mario Nallar, los legisladores electos por LLA en Jujuy, en el acto de recepción de sus respectivos diplomas, en diciembre pasado. Foto: Redacción Vía Jujuy

Y no llegó solo. Según enumera el diario opositor Página 12, ya son varios los Menem que «vuelven»: “Lule” Menem también fue nombrado por el propio Milei para que sea subsecretario de Gestión Institucional de la Secretaría General de Presidencia, a cargo de la todopoderosa Karina; Amado Omar Menem fue puedo al frente de la delegación del Pami y Eduardo Menem, hermano de Carlos, fue beneficiado por la Corte con una jubilación de privilegio tras su paso en el Senado nacional. En redes, por su parte, Zulemita Menem Yoma es la defensora Nº1 de las políticas públicas que el Presidente dice haber copiado de su ídolo riojano. Por ahora Carlos Nair Menem no fue convocado para ocupar un cargo. Solo por ahora».

Hasta el vocero Manuel Adorni, que se rasga las vestiduras denunciando nepotismo, logró sumar a su hermano a las huestes oficiales aunque, según dijo el vocero presidencial «yo no intervení (SIC)» en su designación.

El Efecto «Karina» fue copiado por el también jujeño y senador Ezequiel Atauche, quien nombró a su hermano «de confianza» en el Senado.

El escándalo escaló hasta la Casa de Gobierno y el vocero presidencial hizo lo que suele hacer: patear la pelota para afuera, al decir que no puede hablar de ese caso concreto pero «si esto tuvo algún interés personal, lo rechazamos absolutamente».

El vocero que habla en nombre del presidente dijo, en conferencia de prensa, que «nosotros -por el Gobierno- estamos en contra de cualquier contratación y de cualquier forma de utilización del Estado para intereses personales, familiares o de cualquier otra índole»

“Todo lo que tenga que ver con prácticas de la vieja política, no estamos de acuerdo”, añadió el funcionario. La lista de amigos, familiares, personas de «confianza» y allegados sin experiencia que fueron designados es larga ya, a apenas tres meses de gestión.

Dicen que la vieja casta está muerta, el problema es la herencia que dejaron que, parece, no es tan «pesada» para seguir imitándola.

Compartir:

Más publicaciones

Compartir:

Más publicaciones