El hilo en común que hilvana a los países ricos, prósperos, transparentes y felices

Los negocios son un medio, el único medio, de incrementar la cantidad de bienes disponibles para preservar la vida y hacerla más agradable” Ludwig Von Mises

Desde que somos pequeños, siempre hemos tenidos personas que son referentes en nuestras vidas. Ya sea admirándola por su intelecto, por su trabajo, o simplemente nos gustaba como vestía. El ser humano busca siempre seguir el camino de la vida usando referencias, como medio para llegar a su fin último.


Cuando hablamos del funcionamiento de países, lo más lógico es tomar de modelo al país que bajo nuestro criterio representa lo que aspiramos a tener. Unos buscan ser ricos, otros tener tiempo de ocio u otros simplemente buscan vivir en paz.

Es cierto que muchos países tienen la suerte de ser lugares con riquezas naturales, lo que no te garantiza una prosperidad continuada. Mientras tanto, otros países al no poseerlas, tienen que agudizar el ingenio para no echarlas de menos. Dichos recursos es algo que los países (hasta ahora) no pueden modificar artificialmente, por lo que no lo tomaré como referencia para analizar las variables que tienen en común los países más ricos del mundo.

Para medir la riqueza tomaré como indicador el PIB per cápita, es decir, la relación que existe entre la riqueza que produce un país con respecto a su número de habitantes. Por lo tanto, para comenzar pondré la relación de los 10 países más ricos del mundo. Tras esta table, iré mostrando que variables tienen en común todos ellos.


En primer lugar, vamos a ver cual es la percepción de corrupción que existe en estos países. Según Transparency International, un movimiento global que buscar cuantificar el nivel de corrupción en más de 10 países, muestra como es la percepción a través de encuestas y de estudios de expertos. En el informe de 2020, los 10 países mejor valorados son:



En este primer índice, son hasta cinco países los que coinciden con nuestra primera tabla:
Dinamarca, Singapur, Suiza, Noruega y Luxemburgo.

Parece lógico que un país tiene más probabilidad de prosperar en lugares donde la corrupción está menos extendida que donde el respeto por el dinero público es mayor.
El siguiente índice es realizado por la unidad de inteligencia del prestigioso The Economist, en el cual se determina el rango de democracia de 167 países. Dicho medio clasifica a los países como:

1. Democracias plenas—Entre 8 y 10 puntos.
2. Democracia imperfecta—Entre 6 y 7,9 puntos.
3. Regímenes híbridos—Entre 4 y 5,9 puntos.
4. Regímenes autoritarios—Menos de 4 puntos.
A continuación, pondré la clasificación de las democracias:


En dicha lista, salvo EEUU y Qatar, están todos los países que veíamos anteriormente en la primera tabla.
El siguiente índice es elaborado por la fundación Heritage. Este estudio muestra cual es el índice de libertad económica que tienen los países estudiados. En este caso, la tabla de los países más libres (evaluación superior a 80 puntos) es la siguiente:

En esta tabla hay cuatro países que están en el top ten de países más ricos, Singapur, Australia, Suiza o Irlanda.
Poco a poco estaréis viendo que hay ciertos países que estaban en la primera tabla, se repiten de forma constante liderando indicadores económicos.
A continuación, veremos cuales son los resultados obtenidos en el Informe Mundial de la Felicidad. En dicho informe tienen en cuenta variables como el nivel de ingresos, esperanza de vida, tener a alguien con quien contar, libertad, factores ambientales…


Como era de esperar, los países con mayor libertad económica, con menor percepción de corrupción, más ricos… se encuentran en gran medida en la lista de los “más felices”. En esta ocasión, Dinamarca, Suiza, Islandia, Noruega y Luxemburgo vuelven a estar presente.
El siguiente informe tiene que ver sobre el derecho de la propiedad, dicho índice en cooperación de 122 think tanks, muestran cuales son los países con una mayor solidez en los derechos de propiedad física, propiedad intelectual y entornos legales y políticos

Uno de los pilares básicos para el desarrollo de la sociedad es el respeto por la propiedad privada, no sería posible un desarrollo pleno si se maltrata dicho derecho. Un ejemplo claro es que cualquier país que dejó de respetar la propiedad con la excusa del “bien común” como es el caso de países comunistas, nunca ha conseguido prosperar.
Uno de los temas con más reclamo en España es la cuestión de la innovación. En el siguiente indicador muestro cuales son los países que más en serio se toman este tema, y como podrán imaginar, vuelven a estar arriba los países que nos llevan acompañando durante todo el artículo.


Por último, el Instituto de Mercado Libre de Lituania y organizaciones asociadas presentan el Índice de Flexibilidad de Empleo de 2020. Este índice muestra el grado de libertad que existe entre la negociación empleado-empleador. En este último indicador analizado, podemos ver como vuelven a salir países del top-10 más rico: EEUU, Irlanda, Dinamarca o Suiza.

Después de analizar los distintos indicadores económicos, y tal y como adelantaba al principio del artículo, un país no es rico por casualidad. Me gustaría exponer algunos puntos a modo de resumen:
1) Aunque es cierto que países con reservas de petróleo tienen una ventaja muy importante con respecto al resto, esto no garantiza nada. Mientras que Noruega es capaz de gestionar los ingresos procedentes del oro negro, Venezuela con una de las mayores reservas de petróleo del mundo, actualmente tiene que importarlo, debido a la planificación central (ocupan el puesto 143 en el Índice democracia, el 177 en libertad económica o el 127/129 en cuanto a respeto por la propiedad privada) a la que se ven sometidos los venezolanos.
2) Por supuesto, hay casos excepcionales como Qatar, estando en la lista de países más ricos, ocupa el puesto 127 en cuanto al índice de democracia. Estos indicadores muestran una esperanza para los países que no poseen recursos naturales, y es que no es necesario inventar nada, tan solo debemos fijarnos de las medidas y la forma de
gestionar que tienen los países ricos.
Vivimos en un mundo en el cual la propiedad privada está en cuestión. Una sola frase en el BOE es suficiente para poder arrebatarnos nuestros negocios, nuestra vivienda o cualquier otra propiedad tan solo por el famoso “bien común”, que la gran mayoría olvida que sin un mercado privado fuerte, ese mal llamado bien común sería insostenible. Mientras que el Estado actúa de forma coactiva, es decir, existe la posibilidad de que no salgas beneficiado con actuaciones gubernamentales, el capitalismo es un sistema mutuamente beneficioso, en el que la empresa sale ganando tan solo si es capaz de satisfacer las necesidades del individuo, en caso contrario, quebrará.

Un país que respete la propiedad privada, un mercado laboral poco intervenido y posea libertad económica son medidas que garantizan prosperidad para la sociedad. La fórmula del éxito ya nos la proporcionó el profesor Miguel Anxo Bastos: Capitalismo, ahorro y trabajo duro

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
3 Comentarios

Dejar una respuesta