El “gran reinicio” en acción: acabar con la libertad de prensa, opinión y expresión

Los gobiernos, las corporaciones y las élites siempre han temido el poder de la prensa libre, porque es capaz de desenmascarar sus mentiras, destruir sus imágenes cuidadosamente elaboradas y socavar su autoridad. En los últimos años, el periodismo alternativo ha crecido y cada vez más personas confían en las plataformas de los medios sociales como fuentes de noticias e información. En respuesta, el Estado corporativo, los conglomerados digitales y los medios de comunicación dominantes han apoyado cada vez más el silenciamiento y la censura de los medios de comunicación alternativos y de las voces que desafían la narrativa oficial en la mayoría de los temas.

En la reciente reunión del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), la «comisionada australiana de seguridad electrónica», Julie Inman Grant, declaró que «la libertad de expresión no es lo mismo que la libertad para todos», y que «vamos a necesitar una recalibración de toda una serie de derechos humanos que se desarrollan en línea —desde la libertad de expresión… hasta estar libres de la violencia en línea». Mientras tanto, el gobierno canadiense intenta restringir los medios de comunicación independientes y la libertad de expresión mediante la aplicación del proyecto de ley C-11, que le permitiría regular todas las plataformas audiovisuales en línea de Internet, incluidos los contenidos de Spotify, Tik Tok, YouTube y los clientes de podcasts.

No hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa

Del mismo modo, el RU está tratando de introducir un proyecto de ley de seguridad en línea, los EEUU ha «pausado» la creación de un Consejo de Gobernanza de la Desinformación a raíz de las reacciones, y la Unión Europea ha aprobado su propia Ley de Servicios Digitales, todo ello con el objetivo de limitar la libertad de expresión. Los intentos de las élites y los políticos por silenciar a los disidentes y a los pensadores críticos no es algo nuevo. De hecho, la historia está llena de ejemplos de «persecución de hombres de ciencia, quema de libros científicos y erradicación sistemática de la intelectualidad del pueblo sometido».

Sin embargo, estos esfuerzos actuales por restringir la libertad de expresión y de prensa por parte de gobiernos supuestamente liberales no dejan de ser un tanto irónicos, dado que incluso «la más intolerante de las iglesias, la Iglesia Católica Romana, incluso en la canonización de un santo, admite, y escucha pacientemente, a un “abogado del diablo”. El más santo de los hombres, al parecer, no puede ser admitido a los honores póstumos, hasta que todo lo que el diablo podría decir en su contra sea conocido y sopesado».

El Estado corporativo, los conglomerados digitales y los medios de comunicación dominantes quieren asegurarse la autoridad exclusiva para dictar las opiniones, los deseos y las elecciones de la gente mediante sus sofisticadas técnicas de propaganda

Para ello, han recurrido incluso a transformar las falsedades en verdades. De hecho, la palabra verdad ya ha visto alterado su significado original, ya que los que dicen la verdad sobre ciertos temas son ahora acusados regularmente de difundir discursos de odio, desinformación y descredito.

En la actualidad, la verdad ya no es «algo que se encuentra, con la conciencia individual como único árbitro de si en un caso particular la evidencia (o la posición de los que la proclaman) justifica una creencia; se convierte en algo que debe ser establecido por la autoridad, algo que tiene que ser creído en el interés de la unidad del esfuerzo organizado, y que puede tener que ser alterado como las exigencias de este esfuerzo organizado lo requieren».

Sin embargo, modificar la definición de la verdad conlleva un gran peligro, ya que la búsqueda de la verdad suele contribuir al progreso humano en la medida en que conduce a descubrimientos que, en última instancia, benefician a la sociedad en general. Cabe señalar que la verdad no es en absoluto la única palabra cuyo significado se ha modificado recientemente para que sirva de instrumento de propaganda; otras son libertadjusticialeyderechoigualdaddiversidadmujerpandemiavacuna, etc. Esto es muy preocupante, porque tales intentos de «perversión del lenguaje, el cambio de significado de las palabras con las que se expresan los ideales» de la clase dominante es una característica constante de los regímenes totalitarios.

Un debate actual: ¿todo vale en nombre de la libertad de expresión?

A medida que una serie de gobiernos liberal-demócratas se acercan cada vez más al totalitarismo, quieren que la gente olvide que existe «la mayor diferencia entre presumir que una opinión es verdadera, porque, con todas las oportunidades para rebatirla, no ha sido refutada, y asumir su verdad con el propósito de no permitir su refutación». Según ellos, «la crítica pública o incluso las expresiones de duda deben ser suprimidas porque tienden a debilitar el apoyo público».

De hecho, creen que es necesario restringir en todas las disciplinas y plataformas todas las opiniones y puntos de vista que puedan sembrar dudas o crear vacilaciones. Esto se debe a que «no se puede permitir la búsqueda desinteresada de la verdad» cuando «la reivindicación de los puntos de vista oficiales se convierte en el único objetivo» de la clase dirigente. En otras palabras, el control de la información se practica y la uniformidad de puntos de vista se impone en todos los campos bajo el gobierno totalitario.

La supresión de la libertad de prensa, de palabra, de expresión y de pensamiento significa que las generaciones actuales y futuras se verán «privadas de la oportunidad de cambiar el error por la verdad: si se equivocan, pierden, lo que es casi un beneficio tan grande, la percepción más clara y la impresión más viva de la verdad, producida por su colisión con el error.»

También corren el riesgo de ignorar el hecho de que la única manera en que una persona puede conocer «la totalidad de un tema» es «oyendo lo que pueden decir sobre él personas de toda variedad de opiniones, y estudiando todos los modos en que puede ser visto por cada carácter de la mente.» Es decir, las generaciones actuales y futuras no serán conscientes de que «el hábito constante de corregir y completar» la propia «opinión cotejándola con las de los demás, lejos de provocar dudas y vacilaciones a la hora de llevarla a la práctica, es el único fundamento estable para una justa confianza en ella»

En la actualidad, es probable que las masas no consideren que la libertad de prensa, de palabra, de expresión y de pensamiento sea especialmente importante, porque «la gran mayoría rara vez es capaz de pensar de forma independiente, que en la mayoría de las cuestiones acepta opiniones que encuentra ya hechas, y que estará igualmente satisfecha si nace o es engatusada en un conjunto de creencias u otro». Sin embargo, nadie debería tener el poder y la autoridad de «seleccionar a aquellos» a los que se les debe «reservar» la libertad de pensamiento, de ilustración y de expresión.

¿La libertad de expresión incluye la libertad de decir barbaridades?

De hecho, John Stuart Mill llegó a afirmar que «si toda la humanidad, menos una, fuera de una sola opinión, y sólo una persona fuera de la opinión contraria, la humanidad no estaría más justificada para silenciar a esa única persona, de lo que él, si tuviera el poder, estaría justificado para silenciar a la humanidad». Además, añadió que silenciar la expresión de una opinión es esencialmente un acto de «robo a la raza humana», que se aplica tanto a las generaciones actuales como a las futuras. Aunque los supresores pueden negar la verdad a la gente en un momento determinado, «la historia muestra que cada época ha sostenido muchas opiniones que las épocas posteriores han considerado no sólo falsas sino absurdas; y es tan cierto que muchas opiniones, ahora generales, serán rechazadas por las épocas futuras, como que muchas, una vez generales, son rechazadas por la presente».

Si los esfuerzos actuales por suprimir la libertad de prensa, de palabra, de expresión y de pensamiento tienen éxito, se acabará abandonando la búsqueda de la verdad y las autoridades totalitarias decidirán qué «doctrinas deben enseñarse y publicarse». No habrá límites a quiénes pueden ser silenciados, ya que el control de las opiniones se extenderá a todas las personas en todos los ámbitos. En consecuencia, hay que recordar a los responsables políticos autoritarios contemporáneos la importancia crucial de la libertad de palabra, de expresión y de pensamiento, que el Tribunal Supremo de EEUU reconoció en el caso Sweezy v. New Hampshire de 1957 cuando dictaminó que imponer cualquier camisa de fuerza a los líderes intelectuales de nuestros colegios y universidades pondría en peligro el futuro de nuestra nación.

Ningún campo de la educación está tan completamente comprendido por el hombre como para que no se puedan hacer nuevos descubrimientos…. Los profesores y los estudiantes deben permanecer siempre libres para indagar, estudiar y evaluar, para obtener nueva madurez y comprensión; de lo contrario, nuestra civilización se estancará y morirá….

Nuestra forma de gobierno se basa en la premisa de que todos los ciudadanos tienen derecho a la expresión y asociación política. Este derecho fue consagrado en la Primera Enmienda de la Carta de Derechos. El ejercicio de estas libertades básicas en América se ha realizado tradicionalmente a través de los medios de las asociaciones políticas…..

La historia ha demostrado ampliamente la virtud de la actividad política de los grupos minoritarios y disidentes, que en innumerables ocasiones han estado a la vanguardia del pensamiento democrático y cuyos programas fueron finalmente aceptados. La mera falta de ortodoxia o la disidencia de las costumbres imperantes no son condenables. La ausencia de esas voces sería un síntoma de grave enfermedad en nuestra sociedad.

Fuente: Mises.org

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
2 Comentarios
  • Itís difficult to find well-informed people about this topic, however, you sound like you know what youíre talking about! Thanks

  • 17 julio, 2022 at 4:19 pm

    כמו כן עיסוי דיסקרטי בעפולה ניתן בדרך כזו שמאפשרת לכם לבחור אם לספר על החוויה או לשמור אותה לעצמכם –
    רק אתם קובעים מי יידע שעברתם עיסוי אירוטי בעפולה (אגב, אם תספרו לחברים שלכם שקיבלתם מסאג’ אירוטי
    בעפולה, קרוב לוודאי שתגלו שגם הם
    נהנו מהאופציה הזו או מאופציה
    דומה כמו למשל עיסוי אירוטי בחדרה).

    כשאתם מתעניינים לגבי עיסוי בחדרה , דעו כי פתוחות בפניכם שתי אפשרויות עיקריות:
    עיסוי בחדרה המתבצע בבית הפרטי שלכם או עיסוי בחדרה המתבצע
    בקליניקה פרטית בחדרה . כשאתם מתעניינים לגבי עיסוי ברמת הגולן , דעו
    כי פתוחות בפניכם שתי אפשרויות עיקריות: עיסוי ברמת הגולן המתבצע בבית הפרטי
    שלכם או עיסוי ברמת הגולן המתבצע בקליניקה פרטית ברמת הגולן .
    עיסוי בחולון לאנשים מסורתיים – האם
    אפשרי? עיסוי בחולון כמתנת יום הולדת נשמע לכם כמו חלום?
    איכות היא ערך עליון בהזמנת עיסוי אירוטי בדירות דיסקרטיות.
    צפה בדירות דיסקרטיות עם רוסיות צעירות וישראליות סקסיות
    וליברליות. עם זאת, תוכלו לשבור את השגרה המוכרת והידועה מראש עם עיסוי בבית שמש כאנשי משפחה
    אתם משקיעים בילדכם וכאנשי קריירה אתם משקיעים בעבודה מסורה ומקצועית.
    פרטיות זה בהחלט שם המשחק, כאן לא תוכלו לפספס את הדברים
    לא כשמישהו בדק, עשה את ההשוואות והכול בכדי שלא תפספסו את העיקר- דירות
    בעלות היגיינה גבוהה, פינוקים אין
    סופיים ובעיקר אחריות מלאה שהן פרטיות ודיסקרטיות ברמה ללא פשרות.

Dejar una respuesta