Vacunas “made in Argentina” entre teorías conspirativas y cláusulas de confidencialidad

“No hay vacuna más cara que la que no se compra”. Asi comenzó el debate el economista Roberto Cachanosky sobre el candente tema del contrato con Pfizer por la compra de vacunas. ¿Es lógico que un contrato así tenga cláusulas de confidencialidad?

En Informe Económico, el ciclo radial que el economista conduce todos los jueves por radio Cultura, respondieron al debate de la semana Ricardo López Gottif, Bernabé García Hamilton y Alejandro Gómez.

“Hay dos cuestiones en relación a la confidencialidad: en cualquier negocio entre partes privadas, tienden a que lo que se comerciando deba tener un carácter confidencial entre las partes. Pero esa confidencialidad cesa cuando hay un requerimiento del Estado o de un ente judicial que pide información. Y la parte requerida tiene que presentar el contrato”. Aclara la cuestión García Hamilton. En este caso, donde el Estado es una de las partes, “no hay mucha confidencialidad. Ya pasó con el contrato de YPF y la venta de sus acciones y la Corte dictaminó que el Estado tiene la obligación de dar información y el contrato se tiene que presentar”, agregó.

Coindice López Göttig en cuanto a la falta de transparencia que presupone este contrato. “Como siempre, se sacan la culpa. La recurrencia a las teorías conspirativas -Pfizer conspira con condiciones inaceptables que nunca explican cuáles son”. ¿Cuáles son esas condiciones? “No hay explicación, es la nada absoluta”, agregó.

Los costos de internación, la economía colapsada por la cuarentena, los números atrás de la vacuna fueron también objeto de debate. “En el costo de una terapia intensiva ya tenes 600.000 personas que podrían haber vacunado”, concluyó Cachanosky.

Escucha el programa completo a continuación

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta