Una nueva: en España prohíben hablar en los colectivos


No hay prácticamente casos en los que se haya podido apuntar al transporte público como foco de infección del coronavirus pero los trenes y autobuses cargan con el sambenito desde el inicio de la pandemia. La continua ventilación de los convoyes y el uso generalizado de la mascarilla parecen ser más que suficientes para hacer del transporte público un espacio seguro siempre y cuando no se produzcan aglomeraciones pero en esos momentos puntuales que se dan en hora punta no parece existir la garantía sanitaria de manera tan rotunda.

Para reducir riesgos, tanto los científicos como las administraciones hacen un llamamiento a los usuarios a mantener la boca cerrada mientras viajan en transporte público. El uso de la mascarilla ya se da por descontado. “Recomendamos que no se hable y está prohibido hablar por el móvil [sin mascarilla] o comer”, aseguró ayer el conseller de Territori, Damià Calvet, en España

En La Rioja, España, han decidido “matar” el COVID-19 a prohibiciones. A partir del 23 de febrero no habrá bares ni restaurantes abiertos y se han cerrado perimetralmente los municipios. Y -la medida restrictiva más polémica: se prohíbe hablar en transporte público

Los riojanos solo pueden desplazarse entre municipios para comprar bienes básicos y para excepciones habituales. Los comercios no esenciales tienen la obligación de cerrar desde hoy, al igual que museos, archivos, bibliotecas y locales de espectáculos, actividades deportivas y de ocio.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
2 Comentarios

Dejar una respuesta