¿En qué quedó el acuerdo Mercosur – Unión Europea?

Con una mirada abierta, amplia y abarcativa, “sin entrar en las políticas de cada país”, como él mismo aclara, el especialista en relaciones internacionales Félix Peña hizo un claro diagnóstico de dónde está parado hoy el Mercosur.

Invitado al ciclo de charlas semanales de Libertad y Progreso, Peña puso blanco sobre negro en un tema que es crucial en la relación de los países que integran este polo de política, negocios y economía. Peña, que además es doctor en derecho y especialista en Comercio Internacional de la Fundación ICBC y Untref, brindó una hora de definiciones imperdibles.

Coordinado por el economista Iván Cachanosky, Peña comenzó describiendo el contexto internacional en el que se gestó el Mercosur. “En aquellos años, Argentina y Brasil estaban en un curso de colisión que se cerró con el acuerdo tripartito sobre recursos hídricos en 1979. A partir de ahí se empieza a construir lo que hoy es Mercosur“, ubica el especialista.

Tanto ha cambiado el mundo desde entonces que ese escenario ha desaparecido por completo. “Estábamos en un momento donde creíamos que el predominio americano sería “for ever” y así empezamos a trabajar con el Mercosur. Tanto en el plano internacional global como regional todo ha cambiado“.

Si Félix Peña tuviera que elegir una palabra para definir dónde está parado hoy ese mercado común que unió inicialmente a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay elegiría incertidumbre

“Es un momento de marcada incertidumbre que hace inciertos los pronósticos también”.

Para el especialista, esa incertidumbre se transforma en falta de credibilidad.

“El Mercosur tiene un profundo déficit de credibilidad. Esto significa que tienes dudas de que lo se dijo y se comprometió en su etapa formativa sea efectivamente realizable”. En este sentido, apuntó, hay un “profundo desencanto frente al incumplimiento de lo que se prometió”

Haciendo una analogía con la formación de otro grupo de países con similares propósitos como es el de la Unión Europea, Peña sintetiza los móviles que llevan a los países a trabajar juntos. “El primer factor es el poder. Chile no entró al Mercosur y Gran Bretaña no entró a la Unión Europea: depende de la voluntad política integrarlo o no”. La integración es voluntaria o no es, remarcó el especialista.

El segundo factor es el económico y se hace con el fin de mejorar la relación productiva, de crecimiento, comercio e inversiones de cada uno de los países que integran ese club de países que quieren trabajar juntos.

A los cuatro países originarios se le sumó Venezuela, en plena ola bolivariana y Bolivia. Ambos están suspendidos actualmente.

Y el tercer punto es el jurídico. Ejemplifica Peña: “La Unión Europea se originó en el tratado de París. Es un pacto formal que define el cómo se va a desarrollar lo que se piensa, es de conveniencia mutua. Es un pacto que se negocia e inicia un proceso en el que las reglas de juego tienen incidencia“.

La institucionalidad y el cambio de regla de juegos es clave para entender por qué hoy el mercosur no goza de credibilidad. “Imaginemos una final de una copa Libertadores en el Maracaná entre equipos de Argentina y Brasil. Hay reglas de juego y un árbitro. Nadie se animaría a jugar al fútbol sin definiciones previas ni arbitraje en la administración de las reglas”.

La tercera y última parte de la clase magistral de Felix Peña se centró en las perspectivas de futuro que tiene el Mercosur, en especial en su alianza con la Unión Europea.

Es muy dificil responder a la pregunta si el acuerdo Unión Europea-Mercosur entrará en vigencia o no”.

Los cambios en la política internacional, los tiempos de “maceración” que implica ese mega acuerdo y el potencial mercado que abarcan son algunas de las variables que se deben imaginar para esbozar una respuesta.

La mirada personal de Peña es cauta:

Hay un 50% de posibilidades que si y un 50% que no” sostiene para explicar que estamos hablando de un mercado potencial de 800 millones de personas y un acuerdo que entraría en vigencia plena en casi una década más adelante.

Las opciones, concluye Peña, son cuatro y todas tienen mismo nivel de potencialidad.

  • Acuerdo no sale: Sea por decisión del Mercosur o de la posición de los países de la Unión Europea.
  • Acuerdo sale pero algún país no lo acepta y se va. Piensa, hipotéticamente, en un “Brexit” latinoamericano. Es un escenario improbable, pero lo deja planteado
  • Acuerdo sale y empecemos a trabajar en él. “Sería el mejor escenario para los que pensamos que lo mejor sería el acuerdo con la UE”.
  • Acuerdo sale y que nosotros no estemos preparados para estar en él. “No hay que descartar este escenario. Si no te preparas con tiempo para adaptar tu empresa y tecnología a las diferencias que puede haber en un mercado como el europeo y tus competidores sí lo hicieron, es probable que quedes marginado”.

El pronóstico de Peña, en ese sentido, se escuchó como una profecía.

“Mercosur, actualidad y futuro: escuchá acá la charla completa

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
1 Comentario

Dejar una respuesta