Qué es el “Querdenken” o el peligroso anticuerpo que generó el coronavirus

En estos últimos meses, la muerte, disfrazada en cifras y estadísticas ocupo la mayoría de los titulares del mundo. El monopolio del corona nos sumergió cada vez más en un mundo aislado, incierto y principalmente pesimista.

Sin embargo, esta situación fue bien aprovechada por ciertos movimientos antisistema que plantean un nuevo paradigma que podría convertirse en la norma luego de esta crisis.

El corona puso a prueba los anticuerpos de las democracias occidentales. La falta de respuestas claras por parte de las estructuras políticas frente a este huésped invisible hicieron de catalizador para nuevas organizaciones políticas o mejor dicho antipolíticas.

Un claro ejemplo de este nuevo prototipo de movimiento sin ideología fija y jerarquía definida es el alemán “Querdenken” o “pensamiento divergente” en español.

En el ultimo tiempo se hicieron famosos por auspiciar marchas multitudinarias en Berlín en contra de las medidas de cuarentena impuestas por la canciller Merkel. Bajo el título de “Marcha por la Libertad y la Paz”, una mezcla colorida de miles de personas sin identificación clara protestaron al ritmo de la electrónica en frente al Bundestag.

Michael Ballweg, fundador del movimiento dijo en una entrevista a la revista Cicero que su idea era reemplazar la Constitución por una nueva que contemple la democracia directa.

De esta misma entrevista surgen otros detalles también interesantes como es la apropiación de ciertas palabras por parte de estas organizaciones. Palabras como “batalla” o frases como “Camino hacia la verdad” nos quieren hacer creer en una supuesta misión mesiánica.

El hecho de creerse salvadores o dueños de la verdad puede ser muy peligroso ya que anula el debate y polariza la sociedad. Estas organizaciones que desde lejos pueden ser vistas como voceras de la libertad de expresión por sus múltiples marchas en realidad lo que fomentan es una cultura de la cancelación.

Esto se explica desde el pensamiento “estas conmigo o estas en contra” el cual genera un movimiento hacia los extremos donde la primera víctima es la sociedad abierta y el debate. El estado de derecho no debería dejar que estos nuevos guardianes de la virtud destruyan la democracia con su odio e intolerancia.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta