El relato kirchnerista cree en milagros, pero lo único que es de “todos” es el encierro

Un milagro para el relato kirchnerista

Antes de comenzar el acto en Tucumán, publicó en las redes “[…] Estamos cerca del mañana que queremos. Un mañana en el que recuperemos la alegría y sigamos reconstruyendo nuestra querida Argentina”.

Lo vemos ingresar al jardín con mucho respeto, amable y saludando a todos los presentes. Los cortes de cámara que lo favorecen, muestran al presidente cerca de los trabajadores y a los trabajadores agradecidos con él. Este es otro intento de Alberto Fernández por posicionarse de manera positiva en la mente de los ciudadanos.

Alberto no es un líder carismático, y no fue pensado para enamorar a multitudes sino todo lo contrario, su estilo de liderazgo es en base al poder duro de la “amenaza” y la recompensa. El liderazgo carismático es el papel que juega Cristina, que ya tiene consolidado un vínculo con el electorado.

Mientras transcurría el acto oficial, sonaba de fondo “el país de la libertad” y en las calles de Tucumán un grupo de autoconvocados se dirigía a Plaza Independencia con banderas argentinas y consignas en contra del gobierno nacional, se toparon con un cordón humano de la policía, el encuentro terminó en forcejeos y puñetazos.


9 de Julio en Tucumán

A lo largo de toda la campaña de 2019, encontramos diseños gráficos y audiovisuales con expresiones del tipo “entre todos”, “todos los argentinos y todas las argentinas”, “todos juntos”, que alimentan la apuesta por elaborar un colectivo de identificación amplio; así, por ejemplo, “necesitamos unir los esfuerzos de todos los argentinos y de todas las argentinas” (CFK, 7 de agosto de 2019), “Acá nadie sobra, todos hacen falta. […] el tiempo que se viene es todos juntos… (AF, 25 de mayo de 2019), “Vamos a convocar a todos los argentinos, a todos y a todas, a los que no creyeron en nosotros vamos a pedirles que nos acompañen. No vamos a preguntarles de dónde vienen, vamos a preguntarles si quieren […] una Argentina justa, una Argentina solidaria […] (AF, 24 de octubre de 2019). [Fragmento de Como la cigarra. Relatos de ilusión y desencanto en la campaña presidencial del Frente de Todos]

La estrategia es volver a lo que funcionó, volver a la campaña de 2019, reflotar aquel discurso donde se promete un gobierno donde todos los ciudadanos son partícipes; docentes, médicos, obreros, agentes de las fuerzas de seguridad, personal de limpieza, universitarios, el Kiosquero, … , TODOS. El gobierno llega a las legislativas de 2021 sin poder exhibir todavía resultados. Quieren imponerse en las elecciones de este año, y para lograrlo los vamos a empezar a ver más unidos que nunca, quizás recurran al triunfo de Argentina en la copa América para unir a los argentinos. Fortalecer esa unidad es el condimento al relato utilizado en 2019, aquella visión de un futuro optimista, volver a darle vitalidad vitalidad al núcleo duro e intentar ilusionar a los votantes “independientes”.

Como pasó en 2019, la población está esperando con ansias que llegue el proceso electoral, depositaron confianza en Alberto Fernández y les fue muy mal, hoy nadie ve que los ciudadanos sigan depositando confianza en Alberto y la gente del Frente de Todos.

El presente es con Todos en casa, el futuro es para algunos.

Articulo publicado en Sensación Electoral

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta