Cinco mujeres, cinco argumentos, cinco razones para escucharlas

De todos los caminos para el empoderar la mujer, ellas eligieron el de las ideas. El análisis, la investigación, el pensamiento propio, la perspectiva femenina cobra especial énfasis en la voz de Alba Pérez Romero, Ana Paola Sosa, Milagros Boyer, Natalia Motyl y Clara Mariño.

Las cinco -bajo la moderación de Mercedes Colombres- dejarán su huella en el debate gracias a la convocatoria de Fundación Naumann y su ciclo #FemaleForwardInternational. Cinco mujeres que disertarán sobre tópicos universales para reflejar el pensamiento femenino en universos donde aún hoy existen enquistados resabios de machismo, como la política, el periodismo o la economía

¿Cuándo? viernes 4/6

¿Hora? 18 (Argentina) // 16 (DF México, Panamá, Lima) // 15 (Tegucigalpa)

¿Cómo? VIvo Youtube

¡Anotate ahora! Actividad no arancelada

Alba Pérez Romero, responsable de los videos de “Female Forward para la Fundación Naumann, le contó a Visión Liberal que, dentro de las disertaciones, ella presentará a las grandes mujeres que hicieron historia dentro del liberalismo.

Las historias de las hermanas Grimke, el legado de la británica Wollstonecraft son algunos de esos videos testimoniales. “El video de la paraguaya Serafina Dávalos se articulará con la disertación de Ana Paola Sosa“, que abordará el rol de la mujer en la política actual “o el de las hermanas Grimke, vinculadas a la de la mujer en Venezuela”.

Así, la historia y el presente se entretejen para abordar los temas de la jornada, que irán desde el rol de la mujer en la política, las víctimas del chavismo, economía y periodismo.

Cinco mujeres, cinco tópicos, cinco oportunidades de reflexionar sobre el pasado, el presente y el futuro de un continente que necesita que el feminismo levante las banderas del conocimiento, el debate y la reflexión-

A través de testimonios de vida, Alba Pérez Romero se ocupó de revivir historias que dejaron un legado de poder hacia la mujer, mucho antes incluso que el feminismo arriara sus banderas.

Desde el país más golpeado por el socialismo y las ideas retrógradas, Milagros Boyer desgranará la cruel realidad venezolana para la mujer. La denigración cotidiana en un gobierno despótico y totalitario.

Ana Paola Sosa, desde Paraguay, explicará lo difícil que resulta abrirse paso en la política paraguaya, una sociedad que aún conserva resabios machistas.

Natalia Motyl: Ella nada en un mar de hombres: “En los últimos años se ha creado una especie de neblina sobre el género, responsabilizando a los hombres que obstaculizan que las mujeres entren en los lugares de toma decisiones cuando muchas mujeres no quieren meterse en la política. Para hacer política es necesario dedicar mucho tiempo y no muchas desean sacrificarlo. Además, más allá de cuestiones que las afectan íntegramente son pocas las que se meten en las discusiones más generales”, sostiene para Visión Liberal.

Motyl dice que las mujeres prefieren debatir sobre salud, género o educación. Y los hombres sobre política y economía. Ella habla de todo. “Muchas veces, sobre todo desde ahora, se fuerza a la mujer que participe en espacio sólo por el hecho de ser mujer sin que, quizás le interese participar de ello activamente. Por eso vemos que se suman todos los años muchas mujeres a la política, pero con el tiempo son pocas las que logran hacer una carrera política por mucho tiempo. Es un error que se comete mucho hoy en día: intentar llenar espacios a la fuerza.
Con la economía pasa igual. Muchas son las mujeres que son economistas, pero muy pocas son las que se interesan por participar activamente en las redes, en los espacios. Eso se ve desde la facultad quién tiene un rol más participativo. Mientras los hombres se la pasan armando talleres de lectura, organizando actividades extracurriculares, debates e intervienen en la clase; son muy pocas las mujeres que lo hacen. Las mismas se enfocan en las materias, sin ir más allá. Y las condiciones son iguales tanto para hombres como para mujeres, así que lo que vale es la decisión individual de uno. No creo que sea algo que cambie forzando a llenar un cupo, sino que cambie las preferencias de las mujeres y eso no se puede forzar”, dice.

Clara Mariño: Periodista de la época donde el machismo imperaba en las redacciones. Pero ella se abrió paso e impuso un estilo y una coherencia que marcó escuela. Para ella, el problema de hoy es la devaluación de la palabra y cree, enfáticamente, que el liberalismo es el camino necesario para que la mujer sea exitosa. Hablará de la historia de una mujer periodista

Las conclusiones estarán el viernes y se abrirán a debate. Cada una dejará planteados sus pensamientos y también dispararán nuevas preguntas.

Y no es que estén ahí porque son mujeres: están ahí por lo que han logrado. Motyl lo define con precisión: “A la persona se la debería reconocer por su talento, capacidad y fuerza de empuje. No por su género. Eso sería discriminativo para las mujeres ya que impondrían la idea de que la mujer es reconocida sólo por su género y no por lo que ha logrado. Así, a la larga, solo generarían un grupo de personas que buscarían constantemente las prebendas del Estado en vez de producir un valor agregado para la sociedad, que es lo que nos permitiría como país salir de la situación de decadencia.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta