Aún con timidez, La India y Togo se animan a la libertad

Países donde la libertad comienza a tomar fuerza

Togo y la India

Dos países que no pueden ser más diferentes. Geográficamente distantes. La India tiene una superficie de 3.287.000 km2. Togo, con apenas 56.785 km2 entraría 50 veces en la India. La población de la India asciende a la escalofriante cifra de 1350 millones de personas, Togo tiene apenas 7.8 millones de habitantes.

En cuanto a su historia reciente, la India fue parte del Imperio Británico hasta su independencia en 1947; Togo, protectorado alemán y luego colonia francesa hasta su independencia en 1960. Sin embargo, ambos presentan un significativo rasgo en común: los dos han crecido en los últimos años a tasas muy superiores al promedio mundial.

¿Cómo explicar este extraño fenómeno?

Pues parece ser que la respuesta pasa por la paulatina implementación de medidas consistentes con los principios de la libertad. Y los estudios estadísticos parecen confirmarlo.
Tal como nos ilustran el índice de Libertad Económica desarrollado por Heritage Foundation y el reporte Doing Business elaborado por el Banco Mundial, ambos países han registrado progresos sorprendentes.

Togo ha avanzado 18 lugares (del 158 al 140) en el último ranking de libertad económica de
Heritage Foundation y subido también otros 40 (del 137 al 97) en el de Doing Business (Haciendo
negocios), del Banco Mundial.
La India muestra guarismos análogos. Avanzó 9 puestos en el ranking de Heritage Foundation (del
129 al 120) y 14 en el de Doing Business (del 77 al 63)

Por cierto, ello no implica que ambos países puedan considerarse “modelos de economías libres”.
Pero los números prueban que, adoptando las medidas correctas, se inicia el camino hacia la prosperidad. Y tal vez lo más alentador es la rapidez con que tal crecimiento se activa. Obviamente, tanto Togo como la India son países realmente pobres. Ninguno de los dos supera los 2500 USD de PBI per capita, y según los informes del Programa de las Naciones Unidas para elDesarrollo, exhiben índices de desarrollo humano mejorables.

Pero sus recientes índices de crecimiento, con porcentajes que ascienden a un 5,3% y un 5% respectivamente, duplican el promedio mundial

¿Cómo lo han logrado?

Ambos países se han resuelto a implementar medidas de disciplina fiscal, se han abocado a atraer inversiones privadas y han privatizado sectores clave de la economía, particularmente bancos y telecomunicaciones. Sólo con eso ya han logrado un avance tremendamente significativo.
Insistimos: ninguno de los dos países es un faro del capitalismo mundial, como Suiza o Hong Kong, pero es evidente que al menos en el período indicado han fijado su rumbo en la dirección correcta.


Togo y la India son dos magníficos ejemplos de que basta con que el elefantiásico Leviatán deje de pisotear aunque sea por un rato las libertades individuales para que la especie humana prospere. Y ello nos recuerda lo afirmado por Johan Norberg (Senior Fellow del Cato Institute) en su libro “Progress: ten reasons to look forward to the future”. “At this point in time, we must remember the amazing progress that has resulted from the slow, steady, spontaneous development of millions of people who were given the freedom to improve their lives, and in doing so improved the world” (“En este punto, debemos recordar el sorprendente progreso que ha resultado del lento, constante y espontáneo desarrollo de millones de personas a las que se les ha dado la libertad de mejorar sus vidas, y al hacerlo han mejorado el mundo”)

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
1 Comentario

Dejar una respuesta