Tras los anuncios: ¿aplanar la curva o aplastar el futuro?

Improvisación, “prueba y error”, contundencia en las medidas, cambio de reglas de juego. Día a día, como las cifras de infectados y víctimas, Argentina se enfrenta a resultados de políticas aplicadas en la urgencia y el desconcierto. Desde la ventana de cada propiedad el futuro se ve oscuro y limitado: nadie se atreve a asegurar qué pasará el día después, cómo empezará el penoso y lento camino de reconstruir la economía que, gráficamente, sería como un enfermo con dolencias previas que fue atacado con un potente coronavirus. Está agonizando.

Anoche, el presidente Alberto Fernández anunció una serie de medidas que cambiarán la lógica habitual en los negocios, el comercio y las relaciones contractuales. Las principales fueron:

  • Servicios: Los proveedores de energía, agua, gas, celulares, telefonía, internet y cable no podrán suspender o cortar el servicio por seis meses por falta o mora en el pago. Se reconocerá la deuda de hasta tres facturas. ¿Quiénes gozan de este beneficio? Poseedores de AUH, inscriptos en el monotributo social, jubilados, pensionados y trabajadores que perciban menos de dos Salarios Mínimos Vitales y Móviles ($33.750). También incluye a las micro, pequeñas y medianas Empresas (Mipymes) y cooperativas de trabajo.

  • Bancos: No podrán cobrar cargos a clientes por depósitos, extracciones o cualquier otr
  • a operación sea cuenta corriente, caja de ahorro o cualquier tipo de cuenta, sin límite de operaciones y sean o no titulares de cuenta. Hasta el 30 de abril no se podrán cerrar cuentas bancarias ni inhabilitar a clientes que no cumplan compromisos con el pago de cheques por falta de fondos.
  • Alquileres: se congelarán los precios hasta el 30 de septiembre, se prorrogan contratos que venzan en ese período y se suspenden desalojos por falta de pago

Servicios Privados: si ya se pagó el gimnasio, la cochera, los talleres, los cursos: se estipula un “acuerdo entre ambas partes”, quedando a merced de los privados su resolución. En la medida de lo posible, se estipulará el servicio bajo la modalidad on line. Flexibilidad, experiencias previas (vacaciones, recesos, enfermedad) que indiquen antecedentes y buena voluntad son las herramientas indicadas.Gasto Público: sin definiciones. El presidente solo dijo que “castigará” a los que despidan personal en época de coronavirus, pero solo refiriéndose al sistema privado. Los sueldos, honorarios y cargos públicos no sufrieron, hasta el momento, ninguna reducción.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta