25 de mayo “criollo”: cuando el referendum no es para todos

Reflexiones en la Semana de Mayo: Cuando el referéndum no es para todos.


El hombre es un animal político. En nuestras democracias modernas hay siempre ciudadanos que
están disconformes con el gobierno de turno y con los politicos. No solo están en contra de
determinadas decisiones políticas, sino también de las élites políticas.

En este sentido, muchos países decidieron implementar los referendums para darle a sus pueblos el poder de decidir su propio destino. Esta vieja forma de democracia directa tiene un rol de importancia en ciertos lugares como por ejemplo en algunos Cantones Suizos.

Algunos críticos dicen que es anticuado e impráctico, otros afirman que es un ejemplo de una democracia perfecta.

Desde hace algún tiempo existe en algunos Cantones Suizos una forma extrema de referendum, conocido en la política como democracia directa. A causa de una geografía montañosa, en este país hay pequeños cantones que poseen su propio sistema politico.

En este contexto, uno puede entender que es política y socialmente posible construir este tipo de democracia. Cuando pensamos en este sistema, no podemos olvidar la figura del Landmann. Es la persona mas importante durante este proceso y la autoridad responsable de imponer la agenda de la votación al Presidente y a los políticos.

Por otro lado, están los votantes.

Para ellos, la actividad no solo se reduce solamente a emitir un voto, sino también tienen que pasar un test de cultura general y pueden dar su opinión. Luego durante el proceso de votación se deben aclarar los principales puntos para que no quede nada librado al azar. Finalmente todo se reduce a dos posibilidades.

Cuando el proyecto esta maduro, puede continuar con su camino. En cambio, si está verde, debe volver al Landmann para su revisión y posterior tratamiento.

Este proceso puede ser largo cuando el proyecto no esta “cocinado” lo suficiente. Sin embargo es
una buena respuesta para aquellos sistemas con liderazgos deficientes pero con votantes con
cierto nivel de cultura que pueden aportar un punto de vista fresco. Uno podría decir también, que
esta forma de votación significa algo más que decir “SI” o “NO”. Aquí las minorías pueden ser mas
fuertes que bajo otras formas de gobierno. Por ejemplo, en uno de los cantones suizos fue posible
para las mujeres lograr su derecho al voto mucho antes que en otras democracias. A pesar de
esta flexibilidad y adaptación al espíritu de su tiempo, es difícil desarrollar un nivel alto de
participación de la población.

La razón es simple, la gente tiene que ir trabajar para ganarse el pan de cada día.

A diferencia de Suiza, hay autoridades en otros países que utilizan la democracia directa para su
propio beneficio. El ejemplo viene desde el país vecino de Austria, donde la democracia directa
fue un punto central de la coalición entre los polémicos partidos OVP y FPO. Las autoridades se
aprovecharon de la rabia que existía en el pueblo contra la inoperancia de los partidos centrales.
Este ánimo social caldeado facilitó a estos partidos llegar a nuevos votantes y manejarlos a su
conveniencia.
Por supuesto que Austria no tiene experiencia con la democracia directa. Por ello, podemos decir
que esta forma de votación no es para todos. Los paises necesitan algún tipo de madurez política.
A pesar de la precisión de esta forma de forma de gobierno, puede ser incluso peligroso, cuando
es aplicado en el país equivocado.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta