¿Tendrá España la llave de la libertad de la oprimida Venezuela?

Alumbra en Madrid una salida política para Venezuela

En medio de los dramáticos cambios que ha supuesto para la humanidad el 2020 en lo que respecta a “nuevas normalidades” y cómo encarar el tiempo que nos toca vivir, las urgencias socio económicas y políticas que viven algunos países no desaparecen, sino que empeoran. El caso de Venezuela sigue siendo de particular gravedad.

¿Qué hay que observar en este complejo tiempo de cambios en lo que respecta a su triste derrotero de gran pueblo aplastado por la ignominia de sus gobernantes?

EE.UU. la principal fuente de presión política contra la dictadura de Maduro, ha cambiado de administración y aunque pareciera que la llegada de Joe Biden supondrá un estilo diferente en el impulso de la Casa Blanca para forzar cambios políticos en Venezuela, aún resta saber cómo serán encarados, sabiendo también que muchas veces los buenos propósitos de los demócratas han quedado en bonitas palabras. Todos recordamos el premio nobel a Barak Obama, un tanto excesivo, quizá, si se analiza lo que este gran presidente para Norteamérica logró en términos de resolución de conflictos internacionales.

Pero hay otro frente que poco a poco está exhibiendo acciones y recursos novedosos en pos de intentar destrabar la penosa situación de la actual Venezuela. La capital de España se está erigiendo como el sitio donde la UE acumula sus fichas para una ofensiva diplomática potente y eficaz.

En los últimos dos meses se han dado en Madrid una serie de acontecimientos que suscitan buenas expectativas. Desde Moncloa, la canciller Arantxa González Layael y su largo brazo en Europa, Iratxe García (quien no solo es la líder del PSOE en la Eurocámara, sino de todo el grupo socialista europeo) intentan alinear estratégicamente la nueva administración de Joe Biden con los esfuerzos que lidera otro español “socialista” en el seno de la compleja UE, Josep Borrell, a la sazón, vicepresidente de la Comisión Europea.

Tras una serie de deliberaciones –con marchas y contramarchas- el Parlamento Europeo finalmente instó a los Estados miembros “a reconocer inequívocamente la continuación constitucional de la legítima Asamblea Nacional de Venezuela electa en 2015 y al legítimo presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó” en una resolución que fue respaldada por 391 eurodiputados (119 votaron en contra y 177 se abstuvieron). El esfuerzo español no es menor, y resulta muy significativo teniendo en cuenta que el gobierno de Pedro Sanchez está conformado por una coalición en la cual varios de sus dirigentes se han declarado abiertamente pro-chavistas.


Pero la fuerza que tiene Madrid en este nuevo capítulo de la ya larga saga sobre la recuperación de la libertad en Venezuela es que en esta ciudad se ha concentrado el mayor número de opositores a Maduro. La presencia de Leopoldo López ejerce una gravitación natural que está en sinergia con los movimientos diplomáticos europeos y americanos. Desde su bunker madrileño se impulsan los necesarios acuerdos estratégicos entre los partidos venezolanos que pugnan por la libertad, los cuales todos los observadores internacionales consideran claves para poder renovar la esperanza de un futuro democrático en el país.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta