¿Qué significa Amagi? ¿Por qué la serpiente y el puercoespín representan el liberalismo?

No es fuerte. No amedrenta. No es de temer. ¿Por qué los puercoespines, entonces, no tienen tanto depredadores? Porque comerlos les sale caro. Es tedioso, difícil y “caro” sacarle las púas entonces, es mejor ignorarlo que enfrentarlo.

En la cadena “trófica” de la vida cívica, el gobierno es un depredador angurriento que no se cansa de diezmar presas. Por eso los libertarios se identifican con el puercoespín: no quieren ser más fuerte que el Estado para derrotarlo, solo les alcanza con que el Estado no los vea. Que no le apetezca ser un almuerzo. No vale lo que cuesta.

El puercoespín es uno de los símbolos libertarios que obedecen al principio de “no agresión” que caracteriza esta filosofía. Emparentada con el “no me pises” de la serpiente anarcocapitalista de la bandera de Gadsen.

En efecto, fue Benjamín Franklin el primero que recurrió a esta imagen para definir un gesto político. En 1751, en el diario Pennsylvania Gazzette publicó la serpiente de cascabel para ejemplificar la costumbre británica de deportar sus convictos a sus tierras, sugiriendo que a cambio ellos deberían enviarles ofidios.

Pero fue cuatro años después donde se convirtió en un símbolo liberal. También fue la pluma de Benjamín Franklin quien dijo, en su periódico: “Recordé que su ojo destacaba por su brillantez, más que en cualquier otro animal y que no tiene párpados. Por tanto, podría ser estimada como un emblema de vigilancia. Nunca ataca primero ni, una vez comprometida en una lucha, se rinde jamás. Es por lo tanto un emblema de magnanimidad y auténtico coraje. Como si estuviera ansiosa de evitar toda incitación a luchar con ella, oculta las armas con las que la naturaleza la ha dotado en el techo de su boca, de tal forma que, para todos aquellos que no están familiarizados con ella, aparenta ser un animal completamente indefenso. E incluso cuando esas armas se muestran prestas para su defensa, parecen débiles y despreciables. Pero sus heridas, aunque pequeñas, son decisivas y mortales. Consciente de ello, nunca hiere antes de haber advertido generosamente primero, incluso a su enemigo, y prevenido contra el riesgo de pisarla.

Es por esa razón que la serpiente de cascabel simboliza el principio de no agresión que rechaza, de manera manifiesta y enfática, el primer gran ataque del Gran Depredador: el Estado.

Es el Estado quien coarta las libertades individuales, se apropia de las riquezas e interviene por la fuerza y la coerción en asuntos que no les debería competir.

La ponzoña del ofidio y las púas del puercoespín recuerdan también que los hombres serán verdaderamente libres cuando gobernarlos sea suficientemente caro.

¿Y Amagi?

Corría el año 2300 antes de Cristo, más o menos, cuando alguien en la ciudad-estado sumeria de Lagash inscribió el símbolo cuneiforme del ama-gi en un documento de arcilla. A día de hoy, ésa es la expresión escrita más antigua que se conserva de la palabra libertad.

El sitio web amagi-novela explica: “Ama-gi es una palabra sumeria que expresa la manumisión de los esclavos. Traducida literalmente, significa “retorno a la madre” en la medida que los antiguos esclavos “retornaban a sus madres” (i.e., liberados). Se cree que es la primera expresión escrita del concepto de libertad, siendo encontrada en documento de arcilla escrito alrededor del año 2300 a. C. en la ciudad-estado de Lagash.

La inscripción corresponde al tiempo en que Urukagina asumió el poder en la región de Lagash, tras una revuelta contra los aumentos masivos de impuestos, cuando él permitió a grandes segmentos de la población abandonar los servicios compulsivos. Toda la reforma fue designada como “amar-gi”, lo que significa que estaban en libertad para regresar a casa, e incluyó también la eliminación de muchas restricciones impopulares y la devolución de sus propiedades incautadas.

Libertatis Æquilibritas

Uno de los símbolos liberales más curiosos es el Libertatis Æquilibritas, el equilibrio de la libertad. Consiste en la combinación del símbolo taoísta del Yin Yang, el círculo-A del anarquismo y el carácter $ de la divisa norteamericana.

El primero representa la armonía que resulta de la ausencia de coerción, o sea, de la inacción del Estado. El segundo, redunda en lo anterior al recalcar el componente anarquista. Y el último, el dólar, representa el mercado en el que no hay coerción sino relaciones voluntarias mutuamente gratificantes.

El Libertatis Æquilibritas suele representarse en color azul, negro o dorado. El primero es frecuente como símbolo de la libertad. El segundo simplemente resulta más fácil de representar. Y el último se refiere a la vieja y estrecha relación entre el oro y la libertad.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta