Mi libre opinión sobre el gobierno de los menos peores

Cada vez que crítico libremente, como seguiré haciéndolo, al gobierno de Alberto Fernández, hay algunos amigos, que me recriminan cuando, hace pocos meses, yo criticaba a Macri y defendía candidaturas alternativas. Algunos hasta afirman que Macri perdió por que existieron esas candidaturas.
¿Por qué perdió Macri?
Macri perdió porque la inflación en su gobierno fue un escándalo.
Macri endeudó al país en forma irresponsable.
Macri terminó su periodo, con las reservas al límite.
Macri no comenzó la reforma previsional que necesitaba y aún necesita el país para poder tener un sistema jubilatorio sustentable.


Macri no comenzó con la reforma tributaria que nos hubiera quitado de encima los 169 impuestos que nos ahogan y pueden liquidar al país.
Macri no comenzó con la reforma laboral para que se premie a quien contrata gente y evite que tomar empleados sea una condena para el empleador. No lo hizo y dejó intacto el sistema fascista de trabajo heredado de Mussolini, Perón y derivados.
Macri siguió sosteniendo a los que no trabajan, no para que se alimentaran o por beneficencia, sino para que siguieran viviendo del Estado y no le hicieran lío en la calle.
Macri perdió una oportunidad única de quebrar con la hegemonía peronista en el país y fruto de su incapacidad, desperdicio esa oportunidad, llevándonos a los argentinos a lo que hoy tenemos.
Macri hizo todo lo posible para que CFK no fuera presa, porque sostenían que, de esta forma se iba a poder quebrar el peronismo, cosa que evidentemente no logró.
Mucho marketing, algunas logros en ciertos ministerios, pero sin ir a la profundidad de las reformas que el país aún necesita.
Quiero decirlo claramente: Macri perdió porque fue un fracaso y su 41 por ciento de apoyo se debió en gran parte a la presencia de CFK en la formula peronista, porque sino, hubiera perdido aun por mucho más.
La culpa de la derrota de Macri no es de Espert, ni de Gomez Centurion, ni de tal o cual. La derrota es de Macri y su fracaso en la gestión.
Y les reitero algo que sostengo y sostendré hasta mis últimos días. Basta de chantajear al pueblo con la tesis del menos peor, lo que la Nación necesita es un profundo cambio y no maquillaje ni caras más o menos bonitas.
Mi libertad no la entrego, ni a los peronistas ni a los que se dicen menos peores que aquellos.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta