La tiene Clara: “la tecnología no es la única responsable de la explosión de fake news”

“El exceso y el control de la información es una de las grandes batallas del siglo XXI”. La afirmación es de Clara Mariño una periodista formada en el ejercicio y el estudio de un oficio en el que batalló siempre en la línea de fuego. Inolvidable productora de “Tiempo Nuevo”, el ciclo que conducía Bernado Neustadt y de sus propios programas periodísticos, Mariño conoce los secretos de una profesión versátil y cambiante.

Ella, ganadora del Konex de Plata por su trayectoria, dejó definiciones contundentes en la conversación que mantuvo con Juan Manuel Agüero dentro del ciclo Infodemia: nueva pandemia, organizada por la Fundación Naumann.

En un momento donde los alfabetizados no son aquellos que saben leer y escribir, sino los que están en condiciones de “enfrentar el caos informativo y son capaces de diferenciar la mentira de la verdad”, Clara Mariño sostiene que vivimos en la autopista del caos y no sabemos bien qué hacer con eso”.

La multiplicación y la aceleración de la noticia no escapa -más bien, se define- al nuevo poder económico. “La famosa noticia falsa que circula por las redes tiene a su favor que todo el mundo accede a ella de manera acrítica y con el anonimato“. Pero no todo es culpa de internet. Recuerda Mariño que a fines de la década del ’90, la revista New Yorker “tenía una viñeta con dos perros chateando y uno le dice al otro: ¿sabes que es lo importante de internet? que nadie sabe que somos dos perros. Ya anticipaba lo que hoy estamos discutiendo“.

La explosión tecnológica tiene su porción de responsabilidad, pero no la única. Para la periodista, les cabe también a las instituciones y a las personas.

Y el COVID-19 dejó expuesto el manejo temerario que organizaciones críticas hicieron. Como la OMS.

Clara Mariño responsabiliza a la entidad por el (mal) manejo de las cifras, los datos y el ocultamiento de contagiados en China, hechos clave que favorecieron la expansión del virus al resto del planeta.

También marcó las contradicciones de la entidad: “al principio de la pandemia afirmó que el barbijo era innecesario y días después advirtió que poco más el que no lo usaba se moría”.

Las contradicciones también forman parte de la desinformación y del caos informativo.

“Las fake news tienen que ver con las redes sino también con las personas de carne y hueso y las instituciones”, enfatizó.

En su presentación, dejó estas reflexiones:

“El caos informativo contribuye a la destrucción de las instituciones liberales” (Clara Mariño dixit)

  • “Muchas veces un político, ante una verdad incómoda, la califica de fake news. Y no es lo mismo. Y son capaces de filtrar en los medios noticias falsas que le cuesta la carrera a personajes públicos”.
  • La polarización en los medios contribuye a la confusión que hoy existe. “Las grandes crisis abren la posibilidad para que grupos radicalizados intenten captar las instituciones y los valores de las sociedades liberales. Ese caos informativo contribuye a la destrucción de las instituciones liberales. Esto nos tiene que alertar, como generadores de opinión, qué hacer frente a esto. Y lo último que debemos hacer es restringir la libertad de expresión“.
  • Siempre es mas interesante dar batalla que cerrar las compuertas.
  • Los países mejor educados son los que tienen mayores herramientas para luchar contra la pandemia de la desinformación.
  • Las grandes batallas y las democracias liberales tienen que dar es contra la información basura. Recuerdo una frase de Abraham Lincoln (sin Instagram ni Google) “un país que espera ser libre y no educado espera lo que nunca fue y nunca será”.

Para repasar y pensar los conceptos de la experimentada periodista, escuchá la conversación completa a continuación

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta