La Gran Depresión que provoca la ausencia del laissez faire

La gran depresión de 1929 y su falta de laissez faire.

Este hecho comienza con el llamado crack del 29. Que es uno de los acontecimientos más importantes de la historia económica tanto de los Estados Unidos y a posterior de gran parte del mundo occidental, también llamado capitalista.

¿Pero a qué se debe su importancia? ¿Cómo fue que se produjo tal escenario?

Para finales de la primera guerra mundial las potencias europeas se encontraban devastadas tanto económica como estructuralmente. No era así el caso de Norteamérica, EEUU disfrutaba de su nueva posición como potencia mundial y esto se vía reflejado en el nivel de vida de ciudadanos. Con esto surge la llamada época dorada, los felices años 20, tanto la industria como el mercado agropecuario creció de forma exponencial, permitiendo a todas las clases sociales mejorar sus ingresos, llegando a lugares antes no pensados por la media.

Para costear la guerra el Estado había emitido bonos con la promesa de que luego serian devueltos con regalías. Los llamados Bonos Libertad[1], despertaron en la gente un interés nunca antes visto, gracias a su alta rentabilidad.

Fue entonces cuando el presidente del nacional City Bank, vio la posibilidad de encontrar un nuevo público para la venta de acciones o bonos corporativos, estas eran inversiones que prometían tener poco riesgo y grandes beneficios.

Muy pronto los demás bancos siguieron esta línea de pensamiento, la gente accedía a créditos que luego eran invertidos para la compra de dichos bonos. Tal vez el mayor culpable de este círculo fue la Reserva Federal[2], creada en 1913, la cual bajo los intereses permitiendo una mayor facilidad para acceder a dichos préstamos por parte de la población y también de los bancos para concederlos.

De esta manera comenzó a gestarse una burbuja que explotaría el miércoles 23 de octubre de 1929. Sin embargo, la facilidad de crédito no solo era en servicio de los ciudadanos. Ya para 1921 se podía ver como algunos países, entre ellos Alemania, recibía jugosos préstamos con la condición de que compraran productos norteamericanos.

Lo contradictorio de estos ingeniosos hombres de gobierno que proponían esta forma de aumentar las exportaciones nacionales, era el sin sentido de que esas compras eran pagadas con ese mismo dinero prestado. Por lo tanto eso solo terminaba representando una mayor inflación por el aumento de la emisión monetaria en son de dichos créditos.

Entiéndase que son los bancos por la búsqueda de beneficios propios los que garantizan la estabilidad económica, los principios de la oferta monetaria funcionan para impedir inversiones injustificadas. Cuando una empresa financia sus cometidos normalmente, es mediante el ahorro, la inversión o un préstamo bancario, que los consigue. En este punto el banco corre un gran riesgo, debido a que sus fondos no son ilimitados.

Por lo tanto debe poseer de buen juicio para conocer a quien debe o no dar un préstamo, si es que quiere tener ganancia o perdidas futuras. Pero en esos años no existía riesgo alguno, ya que la Reserva Federal promovía a los bancos un funcionamiento alejado de la objetividad. Lo cual se veía reflejado en la cantidad de demandas de préstamos que ellos aceptaban pese a no tener las reservas de oro suficiente para sustentarlas. De otra manera los bancos hubieran aumentados los intereses y la demanda habría disminuido.

 Las políticas del gobierno anestesiaron todos los mecanismos que le permitían al sistema inherente de banca libre regularse de modo que la especulación financiera desbocada continúo sin dar marcha atrás.

El Estado tomo el control del dinero y se dio libertad burocrática de decidir cómo controlar el avance en la prosperidad virtualmente construida. Se creyó que se podía mantener un crecimiento imparable. A lo largo de la década de 1920 se obligo a los bancos a tener tasas de interés artificialmente bajas. Como consecuencia el dinero se invirtió en todo tipo de negocios especulativos.

Para 1928 las señales eran muy claras, como también la antipatía del gobierno al colapso económico. Algunos autores como el economista Murray Rothbard o la filosofa Ayn Rand anunciaron en sus escritos, que con un sistema de banca libre, este hecho hubiera sido detenido por mera necesidad económica, los mismos bancos disminuyendo el crédito y la inversión habrían detenido el proceso especulativo. De modo que solo las empresas que hicieron malas inversiones cerrarían sin generar una quiebra nacional.

En 1929 la estructura económica y financiera se había vuelto increíblemente precaria, la caída de los bancos se fue dando en picada, arrastrando consigo un sin fin de comercios, fabricas e industrias.

El pánico se vio representado en la venta masiva de acciones, los ciudadanos sintieron que era la única forma de adquirir sus ganancias para poder pagar los préstamos bancarios anteriormente pedidos, que ahora les eran reclamados. De la noche la mañana la Bolsa de valores, se vio devastada. Para cuando el gobierno intento aumentar las tasas de interés ya era demasiado tarde.

Hacia 1932 la actividad empresarial casi se había detenido, esto solo fue la pura causalidad de las cosas. Aquella idea de planificar la economía solo sirvió como ficha de domino la cual mediante un movimiento, previamente meditado, colapso toda la economía mundial. En otras palabras cueste a quien le cueste es natural que algún grupo de emprendedores cometa errores garrafales a la hora de invertir.

Pero no existe modo alguno que explique, dentro de un Capitalismo laissez faire[3], que todos o en su mayoría se equivoquen al mismo tiempo, a menos claro que algo o alguien este interviniendo.  Y no se trata de poner en tela de juicio si su intención de planificar la ley de demanda y oferta era con fines mal intencionados, más bien de dejar en claro, que esto no tiene relación alguna con las ideas; individuales o liberales de los empresarios en particular. En un sistema libre cuando un particular comete un error de juicio económico, solo él y aquellos que operan dentro de su negocio sufren las consecuencias. En cambio si este mismo error lo comete un planificador central (El Estado) el país entero padece las consecuencias.

La huella de esta realidad quedo rápidamente tapada por el grito fanático de los amantes del estatismo. La culpa cayó en el egoísmo empresarial, su afán de lucro y las ideas liberales o capitalista. Sin embargo, este ataque a las ideas de la libertad no solo fue protagonista de la crisis también prolongo la depresión los años venideros. No se busco la causa primera del problema, tampoco se atendió a la objetividad de los hechos, se señalo con el dedo y se juzgo culpable a aquel que no supo defenderse.

“Las múltiples regulaciones de Roosevelt empezaban a tomar semejanza con las ideas de Keynes, el gasto público aumentaba, como así también las complicaciones para salir de la crisis”

En contraposición a lo que podría pensar la mayoría, digamos lo que te enseñan en la escuela. Los controles y regulaciones no comenzaron con el New Deal [4]del presidente Roosevelt[5] (1933-1945) estos más bien eran cosa común ya en los años veinte. La Economía Mixta[6] era cosa acostumbrada en la vida estadounidense, con el presidente Hoover[7] (1929-1933) las tendencias estatistas avanzaron con mayor rapidez, el New Deal simplemente acelero la tendencia un poco más. Se impidieron los ajustes económicos para salir de la depresión, altos impuestos, imposición de controles asfixiantes y así también una legislación laboral poco practica para la realidad de ese entonces. Los salarios habían aumentado de forma forzada. Lo cual complicaba la reducción de costos, necesaria para la inversión y a posterior producción de las empresas.

El 2 de julio de 1932, Roosevelt es designado candidato a la presidencia, durante el transcurso de la campaña electoral, intenta generar confianza entre los distintos sectores de la sociedad estadounidense. Con su plan político, New Deal, apostó por la redistribución de los ingresos federales y a restaurar el poder de compra de la población; hace una llamada de atención a “los olvidados”, quienes habían sido los más perjudicados duramente la crisis y plantea la necesidad de llevar a cabo reformas con una mayor intervención del gobierno federal, al asumir que es éste quien debe propiciar el bienestar público. Su planificación genero en la economía un proceso totalmente contrario al deseado.

Aunque se lo pueda simplificar al New Deal como una receta de aumento de gasto publico financiado con emisión monetaria. Lo cierto es que fue algo mucho más complejo, en un principio las ideas del conocido John Maynard Keynes[8]fueron descartadas, por el entonces presidente norteamericano. La ida de buscar un equilibrio fiscal para retomar la confianza del pueblo se veía en contra posición a la postura keynesiana. La llegada de nuevas inversiones para reactivar la economía se va a ver frustrada ante las medidas propuestas por estos dos personajes.

Para 1933 la desocupación era de aproximadamente un 25%. Sin embargo, los pocos avances en términos económicos se vieron caer de forma recesiva para Agosto de ese mismo año. Las múltiples regulaciones de Roosevelt empezaban a tomar semejanza con las ideas de Keynes, el gasto público aumentaba, como así también las complicaciones para salir de la crisis. Se prohibió la tendencia al patrón-oro, la cual fue remplazada por el patrón-dólar. Se estableció la Agricultural Adjustment Act (AAA) que subsidiaba a los productores agrícolas para que no produjeran, mediante un impuesto que debía ser pagado por aquellos que compraban como insumo estos productos. También a esta medida le acompañaron otras tantas como: la National industrial Recovery Act (NIRA) esta regulaba la actividad de la industria, horas de trabajo, salarios, etc. Y la National Recovery Administration (NRA) que se encargaba de regular la economía.

Para desgracia del pueblo norteamericano la maraña de regulaciones que componían el New Deal ahogaba cada vez más su economía. Sumado a esto la Corte Suprema de Justicia determinó luego de una catarata de juicios que estas medidas resultaban anticonstitucionales.

Para Enero de 1936 la Agricultural Adjustment Act es vetada, de esta forma el corazón del New Deal es arrancado de manera estrepitosa. Se declara esta ley como un impuesto que coacciona las libertades individuales resultando extorsiva para quienes querían cumplir las órdenes del gobierno. Como así también se critica la potestad que se había arrogado el poder ejecutivo sobre el legislativo. Al caer esta medida al poco tiempo sucedió lo mismo con las otras, debido a que estas se basaban en similares principios.

Con el freno de esta cantidad de regulaciones sin sentido, van a suceder dos cosas muy importantes para la salida de esta crisis; La primera es la recuperación en la confianza para con la economía y la segunda la muestra de integridad en las instituciones gubernamentales haciendo frente a los atropellos del presidente. Esto fue un shock necesario para retomar el camino deseado, sin embargo, la segunda guerra mundial (1939-1945) sirvió también como tapadero para la cantidad de personas desempleadas. Por este hecho es que algunos autores van afirmar que el final de la crisis se debe al aumento en la producción militar armamentística. Pero de forma cierta lo que va a culminar con la depresión, fue la eliminación de los controles de salarios y precios en 1947  a regañadientes por el entonces presidente Harry Truman[9](1945-1953).

Algunas fechas importantes sobre la crisis.

  • 11 de noviembre de 1918: Finaliza la primera guerra mundial, Inglaterra y Estados Unidos se transforman en únicas potencias mundiales. Los norteamericanos cuentan con la ventaja de no haber combatido en su propio territorio.
  • 1922: La Reserva Federal de los Estados Unidos, creada unos pocos años antes, baja los tipos de interés a niveles nunca antes vistos. Se pensó que mediante estas medias se ayudaría a promover el crecimiento económico que ya venía sucediendo. Lo que en realidad genero una burbuja inflacionaria de tamaño inconmensurable y a su vez promovió una borrachera bursátil. Todo el mundo desde un zapatero hasta los más grandes empresarios solicitaban préstamos que luego eran invertidos en operaciones totalmente arriesgadas con la seguridad de sacar una tajada mayor a la invertida.
  • 23 de Octubre de 1929: Los precios se desploman en el mercado de valores de New York, situada en el número 11 de Wall Street.  Los inversores se ven sorprendidos y preocupados, ya que durante años los precios no habían parado de subir. Caen en un 7% las acciones de la bolsa
  • 24 de octubre de 1929 (jueves Negro): La bolsa de New York se lleno de gente que quería vender sus acciones. La desesperación no tuvo precedentes la multitud se agrupaba por fuera del edifico para intentar comprender lo que sucedía. Los precios de las acciones caían. Sin embargo, nadie quería comprarlas. En otras palabras la burbuja inflacionaria se había roto.
  • 29 de Octubre de 1929 (Martes Negro): Los índices de la bolsa se terminan de desplomar, tocando fondo recién en el mes de Enero de 1930. Como consecuencia los bancos también se arruinan debido a que no pueden recuperar el dinero prestado. Al mismo tiempo millones de personas pierden el dinero que habían depositados en esos mismos sitios. En los dos años posteriores se cierran más de 3000 bancos. Las empresas colapsan, quiebran y el aumento del desempleo es masivo.

Ultimas palabras  y bibliografía.

Los análisis de esta crisis son múltiples y algunos muy nefastos, tanto que una catarata de economistas deplorables han repetido sus mismas medidas, por lo tanto han caído en idénticos errores que a su vez le propiciaron culpa a los mismos que antes no la tenían. La Libertad no es solo una palabra bonita, oxidada en antiguos próceres americanos. Es el mejor camino para avanzar hacia el progreso y el futuro prospero. No existen el corto plazo o las medidas mágicas de políticos parasitarios. Solo existe el individuo y su infinita, pero tan necesaria necesidad de ser feliz, satisfecha siempre por el libre intercambio, mas nunca por la imposición o coerción de los otros.

Si este texto les ha interesado te recomiendo algunos autores sobresalientes que te permitirán complejizar los temas abordados. Entre ellos tres economistas de La Escuela Austriaca; Ludwig von Mises, que ya en 1924 anunciaba la posibilidad de que por las facilidades crediticias de la Reserva Federal pudiera sobrevenir un crack. Frederick Von Hayek, el cual en Noviembre de 1928 anuncia mediante un informe de la universidad de Harvard la posibilidad de una corrección bursátil debido a los excesos crediticios. Murray Rothbard que en 1963 escribe uno de los mejores análisis sobre el tema, en su libro “La gran Depresión de América.” Otro pequeño pero interesante texto es el apartado que hace la gran filosofa y novelista, Ayn Rand en su obra: “Capitalismo El ideal Desconocido.” Capítulo 5: “Falacias comunes sobre el capitalismo.” Pero también debo mencionar a Milton Friedman en “Libre para Elegir.” Con su interesantísimo análisis sobre los desastres monetarios de la Reserva Federal. Agustín Etchebarne en “La clave es la Libertad” en su pequeño mención a la crisis pero indiscutible visión acertada sobre los hechos y lo importante que resulta la libertad.

Mitolo Lautaro,


[1] Bonos libertad: El gobierno de los Estados Unidos emitió estos bonos entre 1917 y 1918, con los cuales se recaudo un total aproximadamente de veintiún mil quinientos millones dólares para los costos y el financiamiento de la primera guerra mundial.

[2] Reserva Federal: Fue creado en primer lugar, como medio para evitar el pánico bancario y facilitar el comercio: en segundo lugar como banquero del gobierno, funcionando a partir del patrón- oro. Para finales de la primera guerra Estados Unidos surge como centro financiero y el mundo adopta el patrón-dólar. Lo cual hace que este sistema adquiera la suficiente fuerza para dar forma a la estructura monetaria mundial.

[3] Capitalismo laissez faire: Se basa en la idea de un Estado mínimo no intervencionista con el predominio de las empresas privadas, especialmente del empresario individual, que con su libre iniciativa compite con los demás en un mercado libre, consiguiendo la asignación más eficiente de los recursos.

[4] New Deal: (Nuevo Trato) Fue un plan económico que buscaba eliminar el desempleo de 13 millones de trabajadores y el estancamiento económico. Su efectividad será discutida en las hojas siguientes.

[5] Franklin Delano Roosevelt: La incapacidad del  gobierno de Hoover para hacer frente a la dramática situación que atravesaba el país  hace que la victoria demócrata fuese muy previsible. En las elecciones celebradas en noviembre de 1932, consiguió ganar en 42 de los 48 Estados.

[6] La Economía Mixta  hace alusión a un modelo económico que recurre al mercado para asignar los recursos, pero en el que el Estado interviene para regular su funcionamiento. También puede ser entendido como la mescla entre ideas de libre mercado (Capitalistas) con intervenciones o regulación estatista (Socialistas). Ej.: los precios cuidados o las retenciones a la soja en Argentina.

[7] Herbert  Hoover: fue presidente desde 1929 hasta 1933. Entró en este cargo durante la época de bonanza producida por la artificial expansión del crédito que se produjo por esos años. Se suele decir que este hombre era un gran campeón liberal y que debido a sus medidas de la misma, índole la depresión se hizo más severa. Lo cierto es que hizo acuerdos con los grandes industriales de su país para mantener salarios altos, también aumento la obra pública y los impuestos. Un ejemplo de estas medidas fue la Presa Hoover, construida entre 1931 y 1936. Este presidente no respondía a las características ni las ideas liberales. Para mejores ejemplo de esta afirmación investigar sus discursos como secretario de comercio (1921-1928).

[8] John Maynard Keynes:(1883-1946) fue un economista británico, considerado como uno de los más influyentes del siglo XX.​ Sus ideas tuvieron una fuerte influencia en las teorías político-económicas, de una gran parte de los políticos del llamado tercer mundo.

[9] Harry Truman: Fue uno de los presidentes que más profundamente marcó el siglo XX. Luchó en el ejército durante la Primera Guerra Mundial. Accedió a la presidencia en abril de 1945, al morir el presidente Franklin D. Roosevelt y fue reelegido en 1948, hasta enero de 1953. Durante sus primeros momentos de mandato trabajó para lograr el fin de la Segunda Guerra Mundial: tras la caída de Alemania decidió lanzar las bombas atómicas sobre Japón. Posteriormente participó en la fundación de la ONU y enunció la Doctrina Truman que marcó la política internacional de los inicios de la Guerra Fría. También promovió el plan Marshall para la reconstrucción económica de Europa, reconoció el Estado de Israel, promovió la formación de la OTAN en 1949, entre otras tantas cosas.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta