“La boleta única de papel es un freno al fraude y al límite de libertad del elector”

Cuando algo no va más, no va más. Por más que el sistema se obstine en no cambiar, la realidad se impone. Eso sucede en todos los campos, incluido en el electoral. El vetusto, ineficiente, oneroso y obsoleto sistema electoral argentino está vencido. Padrones, papeletas de costos siderales, sellos de goma, “cuartos oscuros”, escrutinios eternos, recursos humanos y económicos dilapidados son parte del menú electoral que los argentinos viven cada dos años.

Es un sistema tan ridículamente vetusto que no admite ningún análisis a favor. Votar con boletas partidarias “genera una cancha inclinada en desmedro de los partidos“, define el diputado chubutense Gustavo Menna. O sea, nadie hace un gol votando a tal o cual candidato buscando su boleta en una mesa atestada de otras boletas.

Menna, además, es miembro de Ser Fiscal, la red de voluntarios civiles (el 97% de sus integrantes no está afiliado ni milita en partido político alguno) que quiere renovar el sistema electoral para hacerlo más representativo, eficiente y claro.

En un zoom federal auspiciado y promovido por Fundación Naumann, Menna explicó con detalles muy precisos en qué consiste ese cambio. La Boleta Única de Papel (BUP) desestimaría la boleta partidiaria.

Papel, no electrónica: En la Argentina se probaron dos formas de boleta única: La que establece divisiones por categorías (Santa Fe) y la boleta única (Córdoba). Ser Fiscal recomienda la primera.

“La Boleta Única de Papel es un freno al fraude, al voto cadena, a la limitación de la libertad del elector”. Gustavo Menna

La boleta por categorías, a juicio de Menna, “tiene más respeto por el elector”. Funciona así: en una misma boleta se imprime toda la oferta electoral para esa categoría. Se abandona la boleta partidaria. Por ejemplo, en el mismo papel aparecen los nombres de todos los candidatos, ordenados por sorteo, bajo las mismas condiciones de igualdad en cuanto a simbología.

La Mesa Nacional de la Red Ser Fiscal, junto a los diputados nacionales del radicalismo Lorena Matzen (Río Negro), Roxana Reyes (Santa Cruz), Gustavo Menna (Chubut) y Martín Berhongaray (La Pampa) presentaron, ante más de 300 asistentes, el proyecto de Boleta Única de Papel.

Estuvieron presentes durante el encuentro virtual Lars-Andre Richter, director Ejecutivo de la Fundación Naumann, quien destacó que “Ser Fiscal es una contraparte muy importante de la Fundación y es de vital importancia el trabajo que hace en Argentina”.

También estuvieron presentes el diputado nacional Alejandro Cacace, de la UCR San Luis; Gastón Ignacio Marra, impulsor del proyecto Ficha Limpia; el secretario de la Cámara Nacional Electoral Sebastián Schimmel; María José Sanz, diputada provincial (UCR-Mendoza); el fiscal federal Alejandro Moldes; el diputado nacional Rubén Manzi, de la Coalición Cívica de Catamarca; Luciano Bugallo, diputado provincial de Buenos Aires de la Coalición Cívica; Carlos Cardozo, concejal de Juntos por el Cambio de Rosario; Iván Fhur, concejal del Frepam de Alpachiri, La Pampa; Albana Rotela, diputada provincial del Partido Popular de Corrientes; Juan Martín, diputado provincial de Juntos por el Cambio de Río Negro, y Roxana Blanco y Sergio Santana, concejales de Juntos por el Cambio del Partido de la Costa

Escucha a continuación a todos los expositores de la charla

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta