21/07/24

Los tres «si o sí» que pone Milei para levantar el cepo y un mercado que lo presiona con el dólar a 1500

El presidente Javier Milei explicó cuáles son las tres condiciones indispensables que se requieren para salir del cepo. Lo hizo en las redes y en medio de una respuesta hostil de los mercados, que se traducen en la suba sostenida del dólar blue y del Riesgo País.

Economistas y analistas dejaron su opinión en las redes, creando polémicas sobre el futuro del plan luego de la firma del Pacto de Mayo que se celebró hace apenas 48 horas en Tucumán. Esta noche, Milei dejará su posición firme en el discurso que dará en el 170 aniversario de la Bolsa de Comercio, un evento clave para «bajar línea» política y dar definiciones concretas sobre el rumbo de la economía.

Lo cierto es que el dólar blue comenzó la jornada a $1490 y abrió el grifo a los críticos y detractores que lo consideran un síntoma de que «no hay plan». Otros economistas, como Carlos Melconian, minimizó el impacto de esa suba: «Los cambios en su valor son una trampa para los gobiernos. No me preocupa (que suba el blue) porque el dólar de levante es el oficial en términos de actividad económica», sostuvo el economista, crítico de la gestión Milei, quien también asegura que el cepo «es inlevantable».

Milei dejó claro en las redes qué condiciones son imprescindibles para levantar el cepo:

a) Terminar con los pasivos remunerados.

B) Terminar con los PUTs. (Un “put” es una opción de venta que da a su dueño el derecho, pero no la obligación, de vender un activo subyacente a un precio predeterminado dentro de un período específico y son una obsesión para el presidente)

C) Y convergencia de la inflación con la de devaluación en un entorno cercano a cero mensual…», posteó el presidente.

«Ahora viene lo más dificil: eliminar rápida y definitivamente la inflación y lograr que se recupere la economía«, opina el economista Emilio Ocampo, quien elogió el Pacto de Mayo y la convocatoria de Milei el pasado 9 de julio.

La «polémica» por la suba del dólar encendió al secretario de Finanzas Pablo Quirno, quien retrucó al economista Miguel Kiguel. A pesar de estar «en el mismo barco», Quirno le dejó claro que el gobierno no trabaja con «peros»: «Nosotros no esperamos que baje el Riesgo País, trabajamos sin peros para que suceda», destacó.

En el plano «real», el ministro Caputo y el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, sopesan la idea de desalentar esa tensión revirtiendo la baja de la tasa de interés de los últimos meses. Subirla endulzará los licuados plazos fijos y encarecerá el incipiente crédito, lo que profundizaría la recesión. Claro que devaluar implicaría elevar la inflación y también hundiría más la economía. Una y otra opción no conducen a una recuperación económica pronta porque no hay dólares.

La «deva» (como llaman los economistas a la devaluación) también sería recesiva. Sin flujo de dólares, todo se vuelve complicado”, analiza el presidente de la consultora Analytica, Ricardo Delgado.
Su colega Lorenzo Sigaut Gravina, director de análisis económico de Equilibra, considera que para evitar una devaluación “no necesariamente debería forzarse una mayor recesión, pero sí subir la tasa o quitar el dólar blend”, se refiere al dólar para exportadores, que pueden liquidar el 80% de sus ventas al oficial y 20% al financiero.
“El tema del Gobierno es cómo evitar un nuevo golpe inflacionario”, opina el consultor Hernán Hirsch. Para ello, el analista considera que el Ejecutivo buscará llegar al momento de desarme del cepo cambiario “con la menor ‘infla’ posible. Si bien, para mí, el mejor momento ya pasó”, se refiere a los meses en que los financieros y el blue rondaban los $1.000 y la brecha, el 20%.
Alberto Nobile Siglióccoli, economista, ex funcionario del ministerio de Economía y ex asesor del Banco Central, de la Jefatura de Gabinete y de la entidad binacional Yacyretá también dejó su pensamiento en las redes. «La sensación a nivel mercados, y sobre todo a nivel campo y agroexportador, que son los que tienen que liquidar la mayor cantidad de dólares, es que el dólar se está retrasando en función de los precios. Más que una sensación es una realidad», afirmó el profesional

Compartir:

Más publicaciones