21/07/24

Corrientes en “ebullición”: el caso Loan golpea duro a Valdés y abre la puerta a tres “jugadores” de La Libertad Avanza

Perfil e historial del diputado Lisandro Almirón, “Caíto” Leconte, y los jóvenes del think thank GEA que se abren paso en Corrientes, bajo el ala del mileiísmo.
El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y el pequeño desaparecido, Loan Peña. (VL)

Informe especial desde Corrientes: Julián Hernández Audisio. Si la economía argentina vive en un estado de «ebullición monetaria», Corrientes está sumergida en otro estado «gaseoso»: el de la «ebullición política».

A 25 días de la no aparición con vida del niño Loan Danilo Peña (desde el 13 de junio), la imagen del gobernador radical, Gustavo Valdés, parece estar en caída libre, abriendo un escenario político impensado en una provincia que hasta hace dos meses parecía bajo el control absoluto, pese a la interna salvaje que mantenía -y mantiene aún en medio del caso Loan- con el hombre fuerte de Corrientes desde 1999 en adelante y el que supo ser su padrino político, el radical Ricardo Colombi.

Con una sociedad híper sensibilizada por las escabrosas hipótesis del caso Loan (venta y tráfico de niños, rituales satánicos a cargo de familiares de Loan, y una inevitable connivencia político-policial-judicial), todo lleva a comparar a Valdés con su «vecino», el ex gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, al que la no resolución del asesinato de Cecilia Strzyzowsky y sus vínculos con el «puntero político», Emerenciano Sena, le costaron la reelección en 2023.

En ese contexto de gran inestabilidad política y un clima social de hartazgo, canalizado contra la figura de Valdés y un par de sus ministros (los apuntados son Buenaventura Duarte de Seguridad, y López Desimoni de Justicia), y con la oposición peronista en un grave proceso de atomización, el futuro de Valdés está atado inexorablemente a los tres escenarios posibles con Loan:

  • Que el niño aparezca con vida
  • Que Loan sea encontrado sin vida
  • Que Loan siga desaparecido

Sólo un desenlace como el de la primera opción lo dejaría más o menos a salvo al Gobernador de ECO. La tercera opción es la más destructiva para su imagen. Más, si tenemos en cuenta que Valdés es hoy ya un “pato rengo”, porque no podría presentarse a otra reelección como gobernador.

Marcha por Loan a 21 días de su desaparición. (Fernando de la Orden)

Pero, hasta el caso Loan, siempre sobrevolaba la idea de que su hermano, Juan Pablo Valdés, intendente de la pequeña ciudad correntina de Ituzaingó, podría convertirse en su heredero político. Opción muy controversial, en una provincia que dio muestras de no tolerar más el nepotismo como estilo político. De hecho, la alianza ECO nació para terminar con la dinastía de los Romero Feris a inicios de este siglo.

En medio de la inestabilidad política que genera el caso Loan, es que comienza a tomar forma una construcción impensada a comienzos de 2024: la de La Libertad Avanza como un posible actor orgánico en la política correntina.

Porque si bien es cierto que en el ballotage del 19N de 2023, Javier Milei triunfó en Corrientes con el 53.19% de los votos, hasta que estalló el caso Loan la única representación institucional de LLA era y es la del diputado nacional Lisandro Almirón. De hecho, cuando a mediados de junio Karina Milei y Martín Menem, aterrizaron en el juzgado electoral de la calle 25 de mayo 970 de la capital correntina, el único bendecido por la varita mágica de Karina fue Almirón.

Lisandro Almirón recibió al Presidente en su último viaje a Corrientes. (Instagram)

Pero las derivaciones del caso Loan abrieron el cauce a un río correntoso: el de una opinión pública enojadísima con el poder político (el sospechoso silencio inicial de Valdés, sus fotos – viejas, es verdad- con una de las principales imputadas, Liliana Caillava, y los audios que fueron luego desmentidos), que le abre la puerta a figuras jóvenes que se aglutinan detrás de la figura de Javier Milei.

Pero claro, Almirón no sería el caso de una figura emergente. Su pasado variopinto por las filas del Frente de Todos K, luego de lo que fue Cambiemos y ahora devenido en mileista, lo colocan en una posición incómoda respecto a su “pureza” ideológica. Pero Almirón tiene buenas cartas para jugar y poder ganar de mano. Martín Menem lo distingue como una de sus espadas en la Cámara de Diputados de la Nación, en su intento junto a su primo Lule de revivir al menemismo.

Y tampoco podemos olvidar que la esposa de Almirón, la abogada Laura Marcoré, fue la encargada de llevar adelante el complejo proceso de lograr que LLA fuera inscripta en Corrientes como parte de la estrategia de Karina Milei de lograr su sello propio a nivel nacional. Y fue así, que más allá de algunas desprolijidades, el matrimonio Almirón-Marcoré logró que Karina se fuera de Corrientes con los deberes hechos.

Como premio, Marcoré asumió como Directora regional Norte de la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. Un cargo desde el que se puede ejercer fuerte influencia política.

¿Eso garantiza que Almirón será el candidato designado por el mileiísmo para disputarle a Valdés y a ECO el poder político de Corrientes en las elecciones del año próximo? La respuesta es no. Todo dependerá de lo que Javier Milei defina como estrategia. Si hay que creerle al jefe de Gabinete Francos, no habría PASO en 2025. Eso implicaría que en Corrientes casi con seguridad se podrían adelantar las elecciones de medio término, ya que desde el 10 de agosto del año que viene esa posibilidad está habilitada por la ley electoral.

En ese esquema, parece poco inteligente para el mileiísmo nacional mal disponerse con el Gobernador Valdés, cuando la urgencia estaría en sumar legisladores nacionales. Y el 2027 (la pelea por la gobernación) parece un horizonte demasiado lejano. Además, el estilo político de Milei y sus formas no están en sintonía con el viejo esquema de enviar a las provincias, dinero, logística y estructura para hacer crecer a un candidato adicto. De hecho, en 2023 Milei ya probó que no le sumó nada (al contrario, le restó como en el caso de su apoyo a Bussi hijo en Tucumán) pegar su cara a la de cualquier candidato local en cualquier provincia.

Pero la realidad es que, más allá de las especulaciones políticas, grupos de jóvenes “emergentes” brotan en Corrientes (y en la mayoría de las provincias del NEA y el NOA) “inmantados” por la figura de Javier Milei. Una buena prueba de estos movimientos posicionales fue la movida concretada el pasado martes 2 en la flamante sede de La Libertad Avanza, ubicada en el casco céntrico de la capital correntina, 25 de mayo al 1648, donde se desarrolló el primer taller organizado por LLA Corrientes y Fundación GEA, al que llamaron “Excelencia Publica”. Ahí expusieron, Fernando Arrieta, auditor organizacional y Gastón Cerda, ingeniero en seguridad. Y la moderadora fue Catalina Wandyk de “No me la contes”, cuya fama explotó tras mostrarse en un video de Tik Tok, como una víctima del “zurdaje” en la UBA por sus posturas claramente alineadas con Milei y La Libertad Avanza.

José María Oderda

Este evento contó con la presencia a sala llena de algunas figuras del naciente “mileismo” provincial como el referente y empresario de San Lorenzo, Guillermo Vallejos Taccone, el Presidente de la Juventud de LLA Corrientes, Matías Miño, el titular de PAMI Corrientes y uno de los apoderados del partido en Corrientes, David Moulín, el presidente de la Juventud de LLA Chaco, Julio Gómez, y el titular de la Fundación GEA, José María Oderda.

Este último think thank es una entidad sin fines de lucro creada en 2023 por un grupo de empresarios, profesionales e intelectuales que buscan promover las ideas de la libertad, el republicanismo, la democracia y el estado de derecho.

Un modelo que al liberalismo le dio muchos réditos como semillero de nuevos cuadros políticos.

Ricardo «Caíto» Leconte entregando al Presidente la bandera de Corrientes, con su lema “Patria Libertad Constitución” y los libros de las obras completas de Juan Bautista Alberdi. (Instagram)

Pero no sólo están Almirón y los potenciales futuros cuadros que surjan de GEA, en la grilla de expectantes y con futuro político en Corrientes. La figura de Ricardo “Caíto” Leconte suena fuerte en el “Círculo Rojo” de la política correntina. “Caíto” es un liberal de paladar negro (está afiliado al Partido Liberal desde su juventud), nunca fue funcionario de ninguna administración, ni con los Romero Feris -pese a que su padre Ricardo Guillermo Leconte fue gobernador de la provincia entre 1987 y 1991 por el entonces Pacto Autonomista Liberal- y siempre trabajo en la administración de campos en el sector privado. Además, cuenta con el apoyo explícito del Partido Demócrata a nivel nacional, una especie de “primos políticos” de los liberales correntinos. Este apoyo es muy importante, porque el PD fue uno de los soportes que usó Javier Milei para poder competir en 2023.

Y un plus que lo distingue: “Caíto” Leconte tiene mucho feeling personal con Javier Milei. Por ejemplo, el pasado 19 de febrero, cuando el Presidente Milei viajó a Corrientes a celebrar el décimo aniversario del emblemático Club de la Libertad (el think thank más prestigioso del NEA), quedó registrado el emotivo momento en el que Leconte le entregó la bandera fundacional de Corrientes al Presidente, y el efusivo abrazo que se dieron.

Compartir:

Más publicaciones