21/07/24

La novela libertaria pierde rating y suma problemas

Nazareno Etchepare analiza desde una perspectiva crítica las dificultades que sumó el gobierno desde la aprobación de la Ley Bases. Para el autor, las subas del Riesgo País, de los dólares paralelos, y el desplome de los bonos, marca la pérdida de confianza del mercado en la gestión del ministro Caputo. Y a ese combo le suma la errática gestión de Bullrich en el caso Loan, las peleas con referentes liberales como López Murphy o Melconian, y deja instalada la duda de el gobierno echó a Manuel Tessio, segundo de la UIF, cuando avanzó en la investigación a Martín Insaurralde.
Del Instagram de Javier Milei

El acto del día de la bandera, jornada sin sentido para el Presidente, como lo dijera años atrás, mostraron que las redes sociales y la calle son complementarias, siendo que a Javier Milei le comienzan a faltar las dos. En efecto, la esperanza sin plan, pilar de su gobierno, es un acto de fé que se apaga cuando la realidad hace su trabajo. Sumemos que coartar la libertad de expresión, como ha sido quitar la acreditación de Silvia Mercado en Casa Rosada por haber preguntado por los perros del mandatario, no ayuda a la imagen del gobierno.

Lejos de dedicarse a la política y construir un espacio, Milei se enrosca en la pequeña interna liberal, como lo hizo con Ricardo López Murphy de quien dijo recientemente “Le pegaron una patada a los 15 días cuando hizo los anuncios” y sobre Carlos Melconian “Hablame de gente que tenga la altura política e intelectual para discutirme algo, porque si me vas a poner a un cuatro de copas” y siguió “No es cierto lo que dice el fracasado de López Murphy y tampoco es cierto lo que dice el fracasado y resentido de Melconian”. Todo esto lo decía poniendo sus ojos como dos huevos fritos.

Este es un gobierno que solo consiguió convocar al 16% de los funcionarios necesarios para la gestión, el 70% de los cargos directivos son ocupados por kirchneristas y massistas, ahora decorados por menemistas; y echan a un alto directivo cada cinco días desde que asumieron. El presidente está ausente, su plan económico es el segundo tiempo de Luis Caputo; y si este decidiera abandonar el barco, nuestro presidente probablemente se encierre en un ataque de pánico.

Si a lo anterior le sumamos que la recaudación sigue cayendo, en junio 19%, los Bonos y acciones se desploman y el dólar blue sube a $1,400; contrario a lo que el gobierno anunciaba después de la sanción de la Ley Bases, todo potenciado por el campo que solo ha liquidado 13 de 51 millones de toneladas de soja, poco tardaremos en desenmascarar que el equilibro fiscal es una mentira inocultable, que emitimos y tomamos deuda como el primer día; mientras el presidente dice que a partir de ahora van por la emisión cero. Esto nos llevará a asumir que enfrentamos una crisis sin precedente por falta de una mano experta en la gestión de la primera magistratura.

El caso Loan Peña ha conmovido al país. Nuestro presidente en campaña tuvo desafortunadas declaraciones sobre su posición respecto de la venta de niños, haciéndonos reparar que no vale decir cualquier cosa para llegar a la primera magistratura. Mientras tanto Patricia Bullrich, jubilada en el cargo y afuera del PRO por decisión de Mauricio Macri, volvió a meter la pata. El Gobierno de Paraguay exigó disculpas públicas a la ministra de Argentina, “Pidió permiso para venir a una cumbre de la OEA, no dijo nada de un chico secuestrado. Que no nos lo encaje a nosotros. No tenemos ninguna pista ni sabemos dónde está”.

Para agravar las cosas, Bullrich manifestó que va a iría a Corrientes con equipos para tomar radiografías de la panza de los pumas y los yacarés. La señora ministro está perdida con el caso Loan como ocurrió con la triple fuga de los Lanatta y Schillaci. No hay gestión en materia de seguridad, al igual que el resto de los ministerios de Milei, estamos en manos de nadie. La imagen de dura que buscó en la foto con Nayib Bukele, pierde sentido en la actualidad criolla.

La historia se repite dos veces, primero como tragedia y después como farsa, pero la farsa puede ser más terrorífica que la tragedia original.

El 28D vs 28J de Luis Caputo, la Triple fuga y el caso Loan para Patricia Bullrich.

El plan económico nos recuerda mucho a la época de Mauricio Macri, pero los modos y la visión de la justicia es absolutamente kirchnerista. El asesor estrella, nuestro nuevo Marquitos Peña, Santiago Caputo, ordenó la destitución de Manuel Tessio, segundo a cargo de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) cuando éste decidió investigar a Martín Insaurralde. ¿Habrá sido por los encuentros de Karina Milei con el dirigente justicialista durante la campaña, tal como lo había manifestado Carlos Pagni?

Cuando señalamos que la promoción de Ariel Lijo a la Corte Suprema de Justicia puede ser nocivo para la institucionalidad del país debido a las objeciones que recibe el magistrado, el sobreseimiento de Angelo Calcaterra, en la causa cuadernos mediante el fundamento que se habría tratado de un aporte ilegal de campaña, viene como argumento a reforzar que en materia judicial el rumbo de Milei es absolutamente Nac&Pop.

En fin, sigue la agonía y la calma hasta que se termine la esperanza infundada; porque el problema nunca fue el tiempo para la gestión, sino el rumbo. La seguridad jurídica, central para el desarrollo y las inversiones, ha sido la principal ausente. Javier Milei no puede garantizar ninguna medida a futuro en la novela libertaria y quienes tienen que poner la plata lo saben.

Compartir:

Más publicaciones