31/01/23

«Jamás imaginé que Lula volvería al poder, pero buena parte de su regreso es culpa de Bolsonaro»

Con un español casi perfecto y una dicción que revela su origen brasilero, Fabio Ostermann -docente, politólogo y diputado estadual de Rio Grande del Sur-, está convencido de que Brasil está preparando el camino para tener un presidente liberal. Apunta, concretamente, a la figura de Romeu Zema, el gobernador del segundo distrito más importante de Brasil (Mina Gerais) que obtuvo una aplastante reelección en octubre pasado.

«Es un escenario muy particular el que vivimos los liberales. Por un lado, tuvimos un mal resultado en estas elecciones pero elegimos tres diputados federales y al gobernador del segundo estado más grande, que es Mina Gerais. Es un candidato natural para el 2026, lo votaron 22 millones de personas y es una alternativa seria al proyecto de poder», afirma. Ostermann estuvo en la Argentina y fue invitado por la Fundación Friedrich Naumann, donde fue entrevistado por Daniel Olivera para Visión Liberal.

«Espero que estos cuatro años Bolsonaro se quede lejos de Brasil. ¡Que quede en Miami! Porque Brasil necesita la derecha, pero la derecha liberal y civilizada.

En la entrevista, Ostermann dejó su opinión sobre temas sensibles y actuales de la política y economía regional, como la función del Mercosur, la necesidad de una moneda única, la relación con China y la postura frente a la defensa de la Amazonia.

La entrevista completa se puede ver al final de esta nota. A continuación, algunas definiciones de esa charla:

«Brasil y Argentina tienen una hermandad histórica, son mucho mas que vecinos (…). Pero Brasil tiene el desafío de integrarse mundialmente».

Es importante hacer conexión con el Mercosur, pero Brasil pero no se puede prender a las decisiones equivocadas de Argentina o Venezuela.

«Hoy no hay condiciones económicas ni políticas para someter nuestra unidad monetaria a Argentina, Uruguay, Paraguay o Venezuela. Pero si los otros países del bloque quieren usar el Real…¡Me parece muy bueno!

El nivel de descontrol monetario de la región, desafortunadamente, es un obstáculo para la unión monetaria».

«La principal tarea ahora es la pacificación del país. Fue un error principal de Bolsonaro generar una división del país y pensar que los que no están con nosotros, están en contra.

No se puede gobernar un país así.

Jamás imaginé que tuviéramos a Lula como presidente de nuevo. Lo veo como un retroceso, pero la democracia es así y temeos que comprender el recado del balotaje. Lula gobernó por ocho años con mas errores que éxitos en mi opinión, pero hoy es un criminal.

Y buena parte de su regreso es por culpa de Bolsonaro, que hizo un gobierno tan malo que a la gente le pareció que Lula no era tan malo.

«Como liberales tenemos el desafio de ofrecer una alternativa que salga de la idea de que Bolsonaro gastó las fichas de la derecha liberal, porque tenia en parte ese discurso de liberalismo económico, un liberalismo muy confuso.

Hoy, la gran preocupación de Bolsonaro es quedar fuera de la cárcel.

«Yo decía en esa época (2021): «si Bolsonaro no sabe perder, Lula va a volver». Porque uno necesita del otro. Lula siguió por la expulsión, porque la gente no soportaba mas a Bolsonaro. Y desafortunadamente volvió un tipo condenado por corrupción, un criminal».

«Como liberal tengo mas afinidad con EEUU que Con China, con países con democracias. Pero hoy China es nuestro aliado comercial por el tema de los commodities. China es el comprador mas importante del mundo». Pero el modelo de de desarrollo chino no es modelo para el mundo. primero porque es una dictadura y la democracia es un valor innegociable-

.

«Lula creó en 2004 un programa muy grande, un programa sin puerta de salida y eso tiene un vicio de origen en la percepción de cómo podemos solucionar la pobreza en Brasil.

Para mi esta claro, como liberal, que necesitamos abrir una puerta de salida a la gente y esa puerta es la inclusión económica, la reducción de obstáculos para apertura de empresas, para el comienzo del mercado laboral y para las reformas que permita a la gente salir de la pobreza con sus propios pies y no solamente con ayuda social». 

Brasil, desde los años 50, se llama «el Brasil del futuro. Es hora que sea el Brasil del presente. Y eso sucederá por nuestro esfuerzo y no por un gobierno que ofrece paraísos en la tierra.

Brasil se perdio en la senda del populismo. Es un país que perdió muchas oportunidades en el siglo XX. En los 50 era mas rico que Corea y buena parte del Europa y quedó parado en el tiempo.

No aprende de las lecciones del mundo, lecciones que tienen 200 años que hablan de reformas liberales, el respeto a la propiedad privada, al libre comercio

Latinoamérica insiste en volverse contra la naturaleza de las cosas

LA ENTREVISTA COMPLETA A CONTINUACIÓN ⬇⬇⬇