Excusas, hipocresía y degradación: el escándalo dentro del escándalo

Ameri y el escándalo dentro de un escándalo

La degradación

El diputado kirchnerista Juan Ameri protagonizó un escándalo al sentar en su falda a su novia, tocarla y darle besos en los pechos en plena sesión virtual del congreso, creyendo que no era visto porque según cuenta se cayó momentáneamente su conexión a internet.

Un hecho que recorrió el mundo, provocó su suspensión y luego su renuncia, ante las condenas de la clase política, la quita de apoyo (de parte) del Frente de Todos, y las críticas suscitadas en amplios sectores de la sociedad. 

Una degradación total que, para decorar el estilo político argentino, se veía en la pantalla de Zoom al mismo tiempo que se percibía a otro diputado durmiendo la siesta y a otro directamente ausente. Es común que los diputados no vayan a trabajar, también es común que se duerman impune y despreocupadamente frente a las cámaras. Lo que no había pasado hasta ahora era ser vistos mientras otro tenía actitudes sexuales con su compañera.

Este episodio que ya entró en los anales de la historia política nacional, merece ser abordado desde tres ángulos: las excusas de Ameri, la posición kirchnerista, y el papel de parte de la sociedad argentina.

Las excusas de Ameri

Empecemos entonces por las excusas del diputado. Intentando explicar la situación, dijo que ante la pérdida de conexión solamente quería saber cómo estaban las prótesis de su pareja. Por supuesto, algo inaceptable. Que se haya caído la conexión no quiere decir que el diputado deba distraerse, estar en un clima de fiesta, mientras espera retomar la sesión. Que trabaje desde su despacho, desde su casa, desde la casa de su pareja, o desde un hotel, no quiere decir que deba relajarse ante la seriedad de los temas abordados. Si tiene que esperar dos minutos, espera dos minutos enfocado, y listo.

Además, cabe preguntarle al diputado cómo es que su pareja tiene prótesis recién colocadas, 10 días antes del episodio.

De acuerdo a las medidas sanitarias adoptadas por el gobierno nacional, delicados tratamientos de salud han sido interrumpidos para concentrar esfuerzos en el coronavirus, hospitales y clínicas han funcionado de manera diferente, y temas importantes de salud han sido pospuestos. ¿Cómo es que su novia consigue brand new prótesis en medio de este lío? Que explique el diputado, porque tiene suerte, o sabe cosas que otros no, o tiene privilegios, o está mintiendo.

Lo peor de todo es que políticos como el diputado Ameri, a quienes Zoom evidentemente los supera (al congreso le cuesta sesionar activando micrófonos, otros parecen no saber que se están filmando) pretende controlar internet y regular el teletrabajo. Gente que si tiene un bache de unos segundos en una reunión de trascendencia institucional se manosea sexualmente y si le dieran 5 minutos quizás hasta se aparearía, quiere controlar a otra gente en su vida casera, laboral, presencial y digital. Y gente como Ameri dice tener todo bajo control en el sistema de salud, y estar trabajando para el beneficio de la población en su conjunto.

La posición del kirchnerismo

Pasemos a la posición del kirchnerismo, que en parte se mostró horrorizado por lo sucedido. Ahora bien, lo “escandaloso”, para el kirchnerismo y los kirchneristas, se ciñe a la escena sexual del diputado frente a las cámaras. No los escandalizó contar entre sus filas, elegir y mandar a un puesto de poder a alguien con una denuncia de acoso sexual de una menor en su contra. No los escandalizó que fuera acusado de violento y matón incluso por gente cercana a su entorno. No los escandalizó que haya sido detenido por entorpecer operativos policiales de seguridad. No los escandalizó que esté vinculado a la mafia de la barrabrava de River. En fin, no los escandalizó tener a Ameri, sino esta acción concreta.

Lo que escandaliza al kirchnerismo es lo públicamente morboso porque lo deja mal parado; con lo otro se puede hacer el distraído, o incluso justificarlo. El kirchnerismo se escandaliza porque queda expuesto, no por las malas conductas de quienes integran sus filas. En eso son 100% peronistas, como cuando el problema no es robar, sino que te descubran.

El papel de parte de la sociedad

Por último, examinemos el papel de parte de la sociedad en esto. A estas alturas, con 13 años de gobierno nacional kirchnerista a cuestas, más otros tantos acumulados de gobiernos provinciales, nadie puede desconocer qué tipo de gente son los kirchneristas. Los que votaron a Ameri -una persona de pública mala conducta- no son víctimas sociales, son cómplices de lo que haga. ¿Votan violentos, acosadores, barrabravas? No esperen obtener decoro, modales y buena presencia. Ameri es un cliché: el grasa de cierta edad con novia más joven operada que forma parte de sus asesores. Es un cliché dentro del cliché de políticos y gatos asesores que gente honrada debe pagar. Pero a sus votantes les encanta lo grasa, lo violento, lo prepotente, lo impresentable. ¿De qué podría quejarse el votante kirchnerista? ¿A quién, con un mínimo de coherencia, podría condenar por resultar ajeno a lo esperado?

Infobae detalla que en los ingresos de Ameri figura un sueldo bruto de “$238.829,08 (dieta $218.829,08 y $20.000 de gastos de representación)”, como así también “$33.937,61 por desarraigo y cuenta con la opción de movilidad elegida para el régimen de pasajes según resolución 487/2018”. Son los kirchneristas, votantes, “compañeros”, políticos, militantes, los que se encargan de que Ameri cobre todas esas sumas financiadas por los pagadores de impuestos, en su amplia mayoría más pobres que él.

El escándalo mayor

En fin, esto es un escándalo, pero si lo entendemos dentro de un marco mayor, es una parte de otros escándalos que le dan pie, y que garantizan futuros escándalos, frente a lo cual muchos escandalizados apoyarán y seguirán siendo cómplices de escándalos peores. Esta degradación en concreto forma parte de una degradación mayor, y dicha degradación cuenta con la bendición del kirchnerismo que mientras se enriquece ilegal e ilegítimamente con lo grande quiere que otros se concentren en lo chico.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta