En la versión feminista 2021, ningún príncipe podrá salvar a Blancanieves del hechizo

El momento más esperado, más recreado y más deseado: el valiente príncipe besa a la dormida Blancanieves y su beso la conecta con la vida. Y se casan y son felices por toda la eternidad (supuestamente, porque parece que todas las películas de amor terminan exactamente en el momento en que los dos sufrientes amantes logran vivir juntos).

En el caso de Blancanieves, la película que se filmó en 1937, el hechizo lo rompió el príncipe. En la versión de Disneylandia 2001, el final debe ser distinto. Periodistas de Estados Unidos criticaron la versión renovada del parque de atracciones y pidieron cancelar el beso porque no fue consensuado.

El beso del príncipe con Blancanieves. (Foto: Disney)

“Blancanieves está dormida y, por lo tanto, el beso no fue consensuado. No puede ser amor verdadero si solo una persona sabe lo que está sucediendo”, fue la opinión lanzada por las periodistas Julie Tremaine y Katie Dowd, del medio SFGate, que visitaron el renovado entretenimiento del parque, uno de los más antiguos y que el propio Walt Disney inauguró en 1955.

El juego interactivo en Splash Mountain termina con el beso que hoy escandaliza a los periodistas. De la mujer que envenena a Blancanieves, de los 7 Enanos que forman su corte (¿se percibirán enanos?) y de la

Tremaine y Dowd narraron la experiencia que tuvieron durante todos los segmentos que tiene el famoso juego interactivo y llegaron a la conclusión que “conserva gran parte del encanto” que tenía el original. El tema, para ellas, se da hacia el final.

El beso está en una de las partes principales del juego de Disneylandia. (Foto: Disneylandia)

“¿No acordamos ya que el consentimiento en las primeras películas de Disney es un problema importante? Es difícil entender por qué Disneylandia en 2021 elegiría agregar una escena con ideas tan anticuadas de lo que un hombre puede hacer con una mujer, especialmente dado el énfasis actual de la compañía en eliminar escenas problemáticas de atracciones como Jungle Cruise y Splash Mountain”, escribieron.

El deseo encantado de Blancanieves acaba de ser presentado al público en una versión renovada durante la reapertura del parque situado en Anaheim, a pocos kilómetros de Los Ángeles, después de 400 días de estar cerrado por la pandemia. En la nueva versión adoptaron como final el mismo epílogo de la clásica película animada de 1937. Se trata del “beso del amor eterno” del príncipe que permite liberar a Blancanieves del hechizo.

La tormenta que despertó Blancanieves no es la única en el mundo mágico de Disney. El año pasado, la plataforma Disney+ actualizó las advertencias para sus clásicos films animados como DumboPeter Pan y Los Aristogatos. El objetivo fue sensibilizar a jóvenes y adultos por el potencial contenido racista que pasó desapercibido en los Estados Unidos durante 45 años.

“Este programa incluye representaciones negativas y/o un mal tratamiento de personas o culturas”, indica el nuevo mensaje que aparece durante 10 segundos antes del inicio de las películas. No es la primera vez que figura una leyenda similar, ya que antes habían incluido un texto mucho más discreto que el actual. “Este programa se presenta como se creó originalmente, puede contener representaciones culturales obsoletas”, decía.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
1 Comentario

Dejar una respuesta