El socialismo nivela para abajo (y ahí sí, todos podemos ser iguales)

Populismo-Fascismo-Socialismo (PFS)

Mismos libros, distintas tapas. En todos ellos, la restricción a los principios elementales de Vida, Libertad y Propiedad es una norma generalizada y su núcleo conceptual.

Un reconocido profesor de Economía de una universidad relató que él nunca había suspendido a ninguno de sus estudiantes, pero que en una ocasión tuvo que suspender a la clase entera.

Cuenta que en esa clase los alumnos insistían en que “el Socialismo SI funciona”, que en ese sistema no existen ni pobres ni ricos, sino que todos alcanzan una feliz igualdad. Total igualdad para el pueblo

El profesor les propuso entonces a sus alumnos realizar un experimento para ese Año Escolar, sobre “El Socialismo”.

Todos aceptaron. Para que todos fueran socialistas, o sea para que hubiera igualdad, las notas que obtuvieran los miembros de la clase serían promediadas, a fin de que todos los estudiantes recibieran una misma calificación, o sea, sería una clase “socialista”.

De esta forma, para el primer examen (como es habitual), algunos estudiantes estudiaron mucho, otros estudiaron más o menos, y otros no estudiaron casi nada.

Se calificaron los exámenes, se tomaron las notas de todos, y fueron promediadas.

El promedio de la clase fue 7,8 sobre 10. Los estudiantes que se habían preparado muy bien, quedaron muy disconformes mientras que los que estudiaron poco o nada, estaban felices.

Pero todos con resultados iguales = 7,8 puntos a cada alumno = “Socialismo”.

Cuando presentaron el segundo examen, los estudiantes que anteriormente habían estudiado mucho, decidieron no esforzarse tanto, ya que su nota sería promediada.

Aquellos que habían estudiado poco lo hicieron menos todavía, porque confiaban en que otros (no ellos) se esforzarían para subir el promedio.

Pero el promedio en este segundo examen fue 6,5 puntos! .

Nuevamente, los que estudiaron algo estaban algo molestos, y los que no hicieron nada estaban medianamente satisfechos.

Finalmente, en el último examen del año, el promedio de toda la clase fue 4 y por tanto todos suspendieron!! Pero todos eran iguales y repitieron el año sin excepción alguna.

Ninguno de los estudiantes estaba realmente feliz…El profesor les preguntó si ahora entendían lo que significaba “SOCIALISMO”.

La razón del gran fracaso del populismo-fascismo-socialismo en el mundo es simple; Los que no hacen se benefician de los que hacen. No hay incentivos para los que se esfuerzan, y hay premios para los que eluden labor y responsabilidades.

No se recompensa la excelencia, pues nunca se llega a ella ya que la mayoría empuja hacia abajo.

El que trabaja debe pagar sus cuentas, pero al que no trabaja, se las paga el gobierno! Con los recursos aportados por el que trabaja!! O sea, el que trabaja paga doble!! Es la garantía del fracaso. Todos iguales, pero allá abajo, semisumergidos en el pantano de la mediocridad…Tan espeso que nadie se hunde del todo, pero tan denso y pegajoso que a nadie permite llegar a la orilla y salir…».

Argentina

Un ejemplo fundamental de esta lógica:

En Argentina, si a alguno se le ocurre una buena idea, (que muchas veces se dio y se sigue dando) y la ejecuta, los funcionarios públicos la traban de tal manera que en poco tiempo no exista actividad al respecto y otros empresario  de países con otros conceptos  la pueden llevar adelante y formar empresas con ello.

Un simple ejemplo:

La primer cosechadora automotriz del mundo se fabricó en Sunchales, Prov. de Santa FE, Argentina, en la segunda década del siglo pasado. 1920. (Rotania)

En esa época, un pequeño pueblo del centro del país en el cual personas creativas, trabajadoras y emprendedoras pensaron, diseñaron, construyeron y pusieron en el mercado una máquina, en ese tiempo y lugar, realmente increíble.

La lógica es que deberíamos tener la mayor fábrica de esos equipos del planeta, pero…..

Hoy, solo queda una de ellas en un museo, la cual fue puesta en funcionamiento gracias, en parte, al apoyo de la mayor fábrica de cosechadoras del mundo, Claas, que es alemana y que comenzó a producir luego que en la segunda guerra mundial, Alemania quedara destruida, o sea 25 años después que Rotania la hubo fabricado en Argentina.

En síntesis, el populismo, el fascismo, el socialismo o sea el intervencionismo inútil y los ingenuos que creen que el estado lo puede todo, hacen que Argentina siga siendo un país de cuarta pudiendo ser de primera.

Alguien dijo; Hay 4 tipos de países; Desarrollados, subdesarrollados, Japón y Argentina.

Japón tiene todas las condiciones para ser un país subdesarrollado y es un país desarrollado.

Argentina, tiene todas las condiciones para ser un país desarrollado y es un país subdesarrollado.

La diferencia: conceptos

“La libertad individual es el límite sagrado donde termina la autoridad de la Patria” Juan B. Alberdi

Los edificios y las Sociedades Organizadas tienen algo en común: Lo más importante para lograr la sustentabilidad en el tiempo no está a la vista, está oculto y son sus cimientos, ya que sobre ellos descansa todo el resto.

Los cimientos de un edificio son una combinación de elementos que se calculan, diseñan y planifican en base a lo que se va construir y teniendo en cuenta el tipo de suelo y algunas otras características de la región, para luego proceder a ejecutar su construcción.

Si en alguna de las dos etapas (planificación y ejecución) se cometen errores, por mucho empeño que se ponga en el resto, no importa si los balcones son lindos y los departamentos u oficinas están bien diseñados, el conjunto peligra.

Los cimientos de una Sociedad Organizada son fundamentalmente una combinación de los conceptos de Vida Libertad y Propiedad.

Si ellos no están verdaderamente presentes, la sociedad en su conjunto peligra, no importando si algunas decisiones están bien tomadas.

En la argentina, sus principales políticos han deteriorado de una forma dramática los cimientos de la sociedad, ya que la Vida, la Libertad y la Propiedad fueron deliberadamente atacadas por un Poder Ejecutivo autoritario y sin principios, un sector del poder legislativo fundamentalmente obsecuente y sin ideas y algunos personajes del poder judicial absolutamente funcionales a las decisiones arbitrarias del ejecutivo.

En el 2019 volvió lo peor de nuestra sociedad a gobernar.

Aunque algunas decisiones puedan parecer interesantes y coherentes, su impacto es igual a un balcón hermoso en un edificio sin cimientos; No es algo como para tomar en forma positiva en el concepto sobre el constructor ya que todo el edificio puede derrumbarse.

Argentina, como algunos otros países, está con los cimientos muy deteriorados por lo que sería bueno pensar en que  los principios esenciales de Vida, Libertad y Justicia vuelvan a ser el cimiento de una sociedad sustentable y con buenas posibilidades de desarrollo.

……………………….

En podcast;  https://anchor.fm/mam4

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta