El letargo de un ministerio y el dueño de la lapicera

Caso Losardo: la lapicera ya no la tiene el presidente Alberto Fernández.

Mucho se discute, como pocas veces, sobre porqué tarda tanto el nuevo nombramiento del funcionario Ministerio de Justicia.

Es claro, que Alberto no tiene impedimentos en destituir a los propios pero sobre la línea cristinista no puede avanzar.

De ahí que aquella famosa frase que presidente electo maneja la lapicera para armar su gabinete quedó en la historia.

Mucho se especula y muchos titulares hay sobre el tema. Desde que la lapicera es de Alberto y la tinta de Cristina hasta que la lapicera sólo escribe discursos y decretos cristinistas.

Cualquiera fuera la figura literaria es claro que nunca se vió con tanto letargo como un ministerio, nada menos que de justicia, es devaluado o puesto entre paréntesis, cuando hay una reforma en danza, los casos de violencia de género son tapas todos los días en los diarios y los mecanismos de justicia para afianzar los derechos humanos brillan por su ausencia.

La lapicera entonces, es hoy una figura simbólica en tiempos digitales pero su ineficacia a la hora de poner un ministerio a trabajar y resguardar derechos nada tiene de etéreo, es tremendamente real y trágico.

Publicado en Medium

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta