El discurso socialista y su prédica lejos de la realidad: ¡es que ya no le tenemos paciencia!

Pérdida total de la paciencia

‘’El problema del socialismo no es la ignorancia en temas económicos y sociales, el problema erradica en la falta de compresión de la realidad’’

La ignorancia va en mano con la libertad, el ser humano tiene poder limitado sobre su razón y por ese motivo necesitamos comunicarnos y enriquecernos mutuamente con nuestros conocimientos y talentos. El hombre, a lo largo de historia, ha utilizado su raciocinio para crear herramientas para su supervivencia hasta hoy en día construir edificios y tecnología que nos facilita cada vez más nuestra estadía en la tierra; pero el uso de nuestra mente y capacidad de razón también nos ha perjudicado con ideas que ha llevado a países a la decadencia y destrucción.

‘’La omnisciencia no es humana, nadie puede tener la pretensión de exigir que todas las fuerzas de la sociedad se sometan a la dirección de una sola mente genial’’

La revolución cubana ha llevado a lo que fue un país rico a una isla donde habita la miseria y la sociedad cubana lo está dando a entender. Si algo aprendimos en toda la historia fue que el ser humano tiene un punto limite y se está haciendo notar; las protestas en Cuba deben ser una demostración que siempre se puede salir a decir ¡basta, dejen de pisarme!

El muro de Berlín se cayó pero entre esos escombros se esparció el germen en toda Latinoamérica, lo podemos ver en países como en Venezuela, Perú (esperemos el desarrollo de Castillo), Chile (analizando a la presidente constituyente damos a entender para qué lado va Chile) y Cuba.

’Eso no es socialismo, eso es capitalismo’’, ‘’La culpa la tiene el bloqueo Yankee’’ suelen ser los argumentos para no hacerse cargo de que el sistema socialista cada vez que quiso ser implantado, ha llevado a muerte, vigilancia y toda pérdida de dignidad humana. El error fundamental de los socialistas es no comprender la realidad en su conjunto y querer alterar a través de la razón los órdenes extensos. Una vez dicho esto, invito a la reflexión ¿deberíamos perder el tiempo debatiendo con personas que jamás han tocado el paraíso socialista? Puedo responder con seguridad que no. Las mentes de los revolucionarios sufren un déficit de percepción de la realidad.

¿Quién en su sano juicio justificaría las muertes por inanición, prostitución infantil, falta de medicamentos y alimentos básicos en el nombre de una revolución que buscaría la prosperidad para todos? Lo peor aún, es que estas mismas personas son las que hoy en Argentina (por poner un ejemplo) disfrutan de un determinado bienestar que para cualquier cubano sería lujo. Acá entramos en la paradoja de la tolerancia de K. Popper, ¿debemos tolerar a estas personas que en sus mentes condenan represiones de derecha pero justifican o callan ante los ataques a los derechos individuales de los cubanos? Dejo la reflexión al lector.

La defensa por parte de los sectores de izquierda ante la dictadura cubana es un punto muy importante para nosotros. Tenemos en la mano un filtro que sirve para ver a quién tenemos en frente, debemos analizar a cada político, cada partido, cada individuo que pertenezca a cualquier sector de la política que defienda las dictaduras. En base a esto, podemos convertir un discurso que hasta el momento se concentra en lo económico y llevarlo al lado social. 

La pérdida total de la paciencia será el cierre definitivo de este circo político, el discurso progresista está en la cuerda floja entreteniendo a ciegos progres que cada vez tiene menos audiencia por su propio show.

Artículo publicado en Club de la Libertad

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta