Diez señales que ayudarían a la Argentina a encontrar el rumbo perdido

Si por uno de esos milagros de la historia o por una necesidad imperiosa tras el colapso, la Argentina se animara a vivir en un escenario radicalmente opuesto al que vive hoy, Alejandro Bongiovanni, director de la think tank Fundación Libertad, ya pensó las diez normas básicas que deberían regir ese destino.

A través de un posteo en sus redes sociales, Bongiovanni enumeró el decálogo de la nueva política que cambiaría de raíz los males históricos de un país que siempre apostó a recetas fallidas. Impuestos, gasto público, piquetes, planes sociales, libertad de prensa, seguridad, educación e institucionalidad en pocas palabras pero bien, bien claras.

En su Facebook, Bongiovanni enumera: “Ya que se insiste en la necesidad de lograr consensos, voy a cometer la ingenuidad de imaginar que, de cara al futuro, la política coincidiera en estos 10 puntos que se me ocurren:

1- Se deben bajar los impuestos. Cada recorte de impuestos hace crecer al país. Cada nuevo impuesto genera más pobreza y atraso.

Ya que se insiste en la necesidad de lograr consensos, voy a cometer la ingenuidad de imaginar que, de cara al futuro,…

Publicado por Alejandro Bongiovanni en Lunes, 14 de septiembre de 2020

2 – Se debe repasar la regla 1.

3 – Gastar más de lo que se genera no puede seguir siendo una opción. Hay que pensar un presupuesto base cero y entender que la situación requiere priorizar gasto. Hay que recortar partidas, incluso pequeñas, con el objeto de fomentar una cultura de expresa austeridad.

4 – Se debe reducir el empleo público en relación al privado. Aumentarlo es inviable. Quien trabaje en el Estado goza hoy de un relativo privilegio que el resto no tiene. Debe honrarlo trabajando mucho. Cada empresa -grande, mediana o pequeña- es un tesoro a cuidar.

5 – -Primero se reprime el delito. Recién después se explican sus causas. La sociología no puede eliminar el actuar de la policía y la justicia. Justificar el delito es fomentarlo. El Estado que no provee seguridad no provee nada.

6 – Quien corta una calle la privatiza por un rato. La calle es de todos sólo si se respeta la libre circulación. Manifestaciones libres, piquetes prohibidos.

7 – Los planes sociales se entregan pero nunca se festejan. La meta es que su demanda se extinga y se licuen en trabajo genuino. Celebrar mayor cobertura de asistencia social es celebrar un fracaso.

8 – La prensa debe trabajar libremente, lo haga bien o mal. El Estado no está para evaluar la calidad del trabajo de medios o periodistas. El público es soberano.

9 – La educación es para los alumnos. Es su bienestar lo que debe orientar el gasto en educación. El interés de docentes y gremios, en cambio, es un medio y no un fin en sí mismo. La educación debe tener parámetros de calidad y mérito. Igualar para abajo es estafar a los chicos.

10 – El gobierno no debe ser el protagonista de Argentina. Debe asegurar legalidad, paz y orden. Pero la hiperregulación de cada aspecto personal, económico, comercial, social o cultural socava la libertad. Los protagonistas son las personas y las agrupaciones que éstas formen.

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta