Cuántas personas hubo en su funeral y otros datos locos que desconocías de Marx

5 verdades locas sobre Karl Marx

Cinco hechos que deben saber sobre el filósofo alemán y co-autor de “El Manifiesto Comunista”.

(Joe Carter) A continuación se enumeran cinco hechos que deberías saber sobre el filósofo alemán y co-autor de El Manifiesto Comunista.

Como estudiante en la Universidad de Bonn, Marx fue introducido a la filosofía del difunto profesor berlinés G.W.F. Hegel y se unió a los Jóvenes Hegelianos, un grupo que tenía puntos de vista radicales sobre la religión y la sociedad.

En ese momento Marx era todavía grotesco y salvaje (mientras estaba en la escuela fue encarcelado por embriaguez y se batió con otro estudiante en un duelo) pero su asociación con el grupo ayudó a radicalizarse y afectó la trayectoria de su vida. Debido a sus opiniones extremas en religión y política y a su asociación con los Jóvenes Hegelianos, el gobierno le negó una carrera académica y tuvo que conformarse con trabajar como periodista.

A lo largo de los años 1840, Marx se encontró a sí mismo como un hombre sin nación. Fue expulsado de Prusia en 1842, expulsado de Francia en 1845, rechazado de Bélgica en 1848, y se vio obligado a abandonar Prusia –una vez más- en 1848. Luego se trasladó a Inglaterra en 1849, pero Gran Bretaña le negó la ciudadanía y Prusia se negó a volver a naturalizarlo. Marx incluso consideró la posibilidad de trasladarse a la República de Texas en 1843, y solicitó al alcalde de Trier, su lugar de nacimiento, un permiso de inmigración.

Desde que se mudó a Inglaterra a principios de 1849 hasta su muerte, Marx y su familia vivieron en la más absoluta pobreza. Al año de llegar a Londres, fue expulsado de su apartamento de dos habitaciones por no pagar el alquiler. Durante décadas después se vio obligado a usar un nombre falso para esconderse de los acreedores. Algunos días, Marx ni siquiera podía salir de su casa porque su esposa Jenny tenía que empeñar sus pantalones para comprar comida. Su amigo y colaborador, Friedrich Engels, le enviaba dinero a Marx con frecuencia (sólo entre 1865 y 1869 Engels le dio a Marx el equivalente a 36.000 dólares). En una carta escrita el día de su 50 cumpleaños a Engels, Marx recordó las palabras de su madre: “si Karl hiciera capital en lugar de escribir sobre ello”.

Poco después de mudarse a Londres, Marx organizó una rama británica de la Liga Comunista, el primer partido político marxista. Un miembro especialmente vocal y radical del grupo fue August Willich, un ex comandante militar prusiano que había sido sometido a un consejo de guerra por ser comunista. Willich creía que Marx no era lo suficientemente revolucionario y supuestamente planeó matarlo. En una reunión de la Liga, Willich desafió a Marx a un duelo. Marx se negó, pero eso cerró la Liga en Inglaterra. (Willich se trasladó más tarde a los EE.UU., y se convirtió en general del Ejército de la Unión durante la Guerra Civil Americana).

En 1862, Marx escribió una carta a Engels diciendo, “Una vida tan pésima como esta no vale la pena vivirla“. Sin embargo, seguiría viviendo durante otras dos décadas. Cuando murió estaba en bancarrota y su influencia disminuía, sólo 11 personas asistieron a su funeral el 17 de marzo de 1883 (también se recibieron telegramas del Partido Obrero Francés (Sección de París) y del Partido Obrero Español- Sección de Madrid). La obra de Marx podría haberse desvanecido en la oscuridad si no hubiese sido por un joven revolucionario ruso llamado Vladimir Lenin. Después de leer El Capital, Lenin se declaró marxista siete años después de la muerte de Marx. Lenin se convertiría en fundador del Partido Comunista Ruso, líder de la Revolución Bolchevique,  arquitecto y primer jefe del estado soviético.

Artículo publicado en la Fundación para la Educación Económica. El autor es editor senior de Acton Institute

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
0 Comentario

Dejar una respuesta