“Cada moratoria es una prueba de que el sistema tributario está roto”

En el país donde se pagan impuestos hasta para respirar fuerte, defender a los contribuyentes es una tarea de nunca acabar. No hay forma de detener ese acoso permanente y constante sobre la cada vez más vapuleada clase trabajadora.

Tanto que se celebra como un nacimiento cuando llega el octavo mes del año, porque es el mes de la independencia: hasta agosto hay que trabajar exclusivamente para estar al día con los 160 impuestos, regulaciones, tasas y demás contribuciones

La Asociación Argentina de Contribuyentes es un entidad que orienta todos sus esfuerzos a paliar la situación impositiva de los argentinos. Organiza y hace oír la voz de los contribuyentes frente al Estado y busca la forma de reducir esos impuestos.

En el país de la viveza criolla, el que paga impuestos siempre es el “gil”. Por eso, ante la moratoria que esgrimió el Ejecutivo para los que tienen deudas, la AAC que dirige Jonas Torrico decidió apelar el derecho del que tiene sus cuotas al día. Buscó la vía legal para que el contribuyente que aún en medio de la pandemia pagó en tiempo y forma tenga un beneficio. Es lo mínimo que se espera, al fin y al cabo. Así nació el proyecto “Contribuyentes cumplidores”.

Hay que premiar y reconocer a los que con gran esfuerzo están al día, sostiene Torrico en conversación con Visión Liberal. Torrico contó que el último 1 de julio ingresó al congreso el proyecto que elaboró la asociación junto a once diputados nacionales de cinco partidos diferentes. La propuesta consiste, básicamente, en dar legalmente beneficios concretos a los contribuyentes que están al día e incluir esa inquietud en la nueva moratoria.

“La moratoria es la prueba empírica que el sistema tributario argentino, está roto, no funciona. Cuando un gobierno lanza una moratoria es el triunfo del contribuyente, ya que el estado no pudo cobrar los valores ilógicos que pretende”.

“En un principio nuestra propuesta fue aceptada por el interbloque de juntos por el cambio, aunque prontamente, la idea de brindar incentivos positivos fue captando más sectores, al poco tiempo se sumó el Interbloque Federal a sostener la necesidad de dar un premio. El gobierno al inicio era reacio a aceptar esta posibilidad de manera inflexible, aduciendo que temía que pudiera afectar la recaudación”, describe Torrico a este diario.

Seguidamente el interbloque de la unidad federal para el desarrollo también estuvo de acuerdo con la propuesta y el gobierno finalmente coincidió en la necesidad del premio“.

Para llegar a este punto tuvimos que entablar conversaciones con los distintos diputados de diferentes bloques, “juntos por el Cambio, Interbloque Federal, Unidad Federal, Frente de Izquierda y Frente de todos, en cada espacio pudimos encontrar diputados dispuestos a conversar y a encontrar puntos en común.

Sumado al trabajo que realizamos en el parlamento, nuestros partners internacionales sacaron notas en distintos países para generar la presión internacional sobre el tema, recibimos apoyo desde Perú, Chile, EEUU y Londres.

Finalmente se pudo destrabar la cuestión, todos los partidos terminaron colaborando y se votó la propuesta para brindar beneficios a los Contribuyentes Cumplidores, en Diputados y Senadores, por amplia mayoría.

– ¿Por qué cree que los principales medios no visibilizaron de manera importante este logro?

En general si hubo una acogida de los medios sobre el tema, se mencionó bastante la cuestión y es en parte por eso que se pudo lograr que se sancione la ley.

Donde más se vio el tema plasmado fueron en los medios gráficos, Clarín, La Nación, El Cronista, Ámbito Financiero, Infobae, Iprofesional, todos los grandes y pequeños medios hablaron del “premio” a los Contribuyentes Cumplidores y más aún durante el proceso en donde el Gobierno se disputaban los votos contra el Frente de bloques que pedían el beneficio.

Si podemos decir que la televisión no siguió el tema de la misma manera.

– ¿Cuál es el perfil ideológico de la AAC, o es de carácter a partidario?

La AAC es una organización apartidaría, no estamos a favor ni nos oponemos a ningún partido, dentro de la organización tenemos integrantes de distintas líneas de pensamiento, pero todos tienen en común la idea de que es necesario bajar impuestos, que sean simples y fáciles de pagar y que deben volver al ciudadano en servicios de calidad. Todo esto con el fin de lograr un sistema tributario más justo que sea la base del crecimiento económico y prosperidad general.

Desde la visión liberal, pagar impuestos nunca es bueno, y lo que siempre busca el liberalismo es que los contribuyentes paguen la menor cantidad de impuestos posibles. ¿No hay una contradicción en este “premio” a quién paga?

No todo el arco liberal comparte esa posición, solo los anarcocapitalistas consideran que eso es así, mientras que la mayoría ven a los impuestos como una obligación ciudadana que debe ser cumplida. Pero incluso los anarcocapitalistas lo han visto como algo positivo ya que, en última instancia, “lo consideran una reducción de impuestos y punto” sin indagar la causa que la motivo. Como ya se dijo en nuestra organización conviven también visiones que no consideran al impuesto como algo malo en sí mismo, aunque si abogan por la reducción y eficiencia

Amén de eso hay que decir que somos una organización pragmática, que entiende y comprende las complejidades de Argentina y tiene presente los intereses contra los que nos enfrentamos, en nuestro objetivo de bajar los impuestos y hacerlos más eficientes y justos.

Pudimos instalar la idea de que en cada moratoria o blanqueo debe haber un premio al cumplidor, de ahora en más”. Jonás Torrico, AAC

No te pierdas las últimas noticias de Visión Liberal. Súmate a nuestro newsletter.

Loading Facebook Comments ...
2 Comentarios

Dejar una respuesta